Tecno empresa

TIC en México, desprecio por el 'fair play'

Las estridencias trompeteras en la cotización del tipo de cambio están generando pánico entre el empresariado mexicano. Las empresas proveedoras de servicios de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) se ven muy afectadas.

Como sabes, muchas de ellas compran en dólares y cobran en pesos, razón por la cual resulta complicado alcanzar sanos balances.

Incluso, de cara a las licitaciones de servicios de las TIC en México, varias pymes del sector están pensando bien su participación. No dudo que en algunas licitaciones solo veamos dos o tres concursantes, pues cada vez son menos los que pueden financiar dichas operaciones. Si las dependencias concursantes no entienden la situación del sector y no apoyan con cortas revisiones a los contratos, la cosa se ve difícil.

En suma, la industria de las TIC en México está un tanto preocupada por el financiamiento a sus operaciones de mediano y largo plazo.

Sin embargo, también al interior de las TIC en México existe una muy clara preocupación y molestia por los procesos licitatorios. Cada vez son más los casos en los cuales, de manera justificada o calumniosa, se sabe de denuncias sobre actos de corrupción. Aquí te he contado algunos, de los cuales tengo pruebas documentales de rarezas y controversias, pero hay quienes prefieren la amenaza.

He tenido la oportunidad de hablar con varios empresarios y ejecutivos del sector y me platican con asombro este desprecio por el fair play. Ven con tristeza el auge de campañas de intimidación mediante cartas y correos anónimos a funcionarios de dependencias licitantes. Ahí están los casos de la Secretaría de Desarrollo Social, la de Comunicaciones y Transportes y la de Relaciones Exteriores, dependencias que cuando buscaron un nuevo proveedor de soluciones TIC, comenzaron las intimidaciones.

No acuso a nadie, pero es curioso que tras haber inhabilitado a uno de los principales integradores TIC, la guerra comenzó. Cuidado, porque vienen licitaciones en dependencias como Pemex, de José Antonio González Anaya; SEP, que lleva Aurelio Nuño, o Infonavit, que dirige David Penchyna. Yo también he señalado irregularidades, aunque documentadas; pero emplear anónimas bravatas es muy diferente. Ya parece deporte nacional ensuciar las licitaciones y aunque en algunas sí se ve algo muy parecido a la transa, en otras no lo son.

Los integradores TIC se llevan pesado y luego no se aguantan, por eso las dependencias no deben caer en el chantaje o en los procesos a modo. Ni uno ni otro, pues luego se equivocan y fallan en favor de empresas que no pueden dar el servicio. Justo como te lo advertimos aquí (y en otros espacios) con el caso de PITA, del Sistema de Administración Tributaria. Los advertimos, el consorcio de Kio-IBM no pudo con el reto y ya tenemos incumplimientos sin sanción y dejando pasar todo por las aduanas. Luego le sigo con el tema pero… que triste.

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1

Las estridencias trompeteras en la cotización deltipo de cambio están generando pánico entre el empresariado mexicano. Lasempresas proveedoras de servicios de Tecnologías de Información y Comunicación(TIC) se ven muy afectadas.

Como sabes, muchas de ellascompran en dólares y cobran en pesos, razón por la cual resulta complicadoalcanzar sanos balances.

Incluso, de cara a laslicitaciones de servicios de las TIC en México, varias pymes del sector estánpensando bien su participación. No dudo que en algunas licitaciones solo veamosdos o tres concursantes, pues cada vez son menos los que pueden financiar dichasoperaciones. Si las dependencias concursantes no entienden la situación delsector y no apoyan con cortas revisiones a los contratos, la cosa se vedifícil.

En suma, la industria de las TICen México está un tanto preocupada por el financiamiento a sus operaciones demediano y largo plazo.

Sin embargo, también al interiorde las TIC en México existe una muy clara preocupación y molestia por losprocesos licitatorios. Cada vez son más los casos en los cuales, de manerajustificada o calumniosa, se sabe de denuncias sobre actos de corrupción. Aquíte he contado algunos, de los cuales tengo pruebas documentales de rarezas ycontroversias, pero hay quienes prefieren la amenaza.

He tenido la oportunidad dehablar con varios empresarios y ejecutivos del sector y me platican con asombroeste desprecio por el fair play. Ven con tristeza el auge de campañas de intimidación mediantecartas y correos anónimos a funcionarios de dependencias licitantes. Ahí estánlos casos de la Secretaría de Desarrollo Social, la de Comunicaciones yTransportes y la de Relaciones Exteriores, dependencias que cuando buscaron unnuevo proveedor de soluciones TIC, comenzaron las intimidaciones.

No acuso a nadie, pero escurioso que tras haber inhabilitado a uno de los principales integradores TIC,la guerra comenzó. Cuidado, porque vienen licitaciones en dependencias comoPemex, de José Antonio González Anaya; SEP, que lleva Aurelio Nuño, o Infonavit, que dirige DavidPenchyna. Yo también he señalado irregularidades,aunque documentadas; pero emplear anónimas bravatas es muy diferente. Ya parecedeporte nacional ensuciar las licitaciones y aunque en algunas sí se ve algomuy parecido a la transa, en otras no lo son.

Los integradores TIC se llevan pesado y luego no seaguantan, por eso las dependencias no deben caer en el chantaje o en losprocesos a modo. Ni uno ni otro, pues luego se equivocan y fallan en favor deempresas que no pueden dar el servicio. Justo como te lo advertimos aquí (y enotros espacios) con el caso de PITA, del Sistema de Administración Tributaria.Los advertimos, el consorcio de Kio-IBM no pudo con el reto y ya tenemosincumplimientos sin sanción y dejando pasar todo por las aduanas. Luego le sigocon el tema pero… que triste.