Tecno empresa

Es el servicio, no las tarifas

Desde que se comenzó a barajar la idea de reformar la ley de telecomunicaciones, una de las mayores preocupaciones de los promotores de ese cambio ha sido la reducción de las tarifas que los operadores cobran a sus clientes, pues aunque la extinta Cofetel aplicó regulaciones que mantuvieron a la baja las tarifas de interconexión, esa tendencia nunca se reflejó en una reducción en las facturas hacia los usuarios finales.

Ahora que se amaga con retomar en el Senado las discusiones de la reforma y se vislumbra con ello una leve posibilidad de que el operador preponderante en telecomunicaciones deje de cobrar interconexión a sus competidores, ha surgido también la tendencia de algunos especialistas de señalar el peligro de aplicar una regulación como ésta, pues, dicen, en otros países la aplicación de tarifa cero no ha funcionado y, por el contrario, ha desincentivado la inversión en perjuicio de los usuarios y
la calidad del servicio.

Sin embargo, yo me pregunto: ¿por qué en otros países sí se han podido reducir las tarifas, tanto las de interconexión como las que se aplican a sus usuarios?

Esa reflexión me surgió cuando me enteré de que la firma China Mobile, el operador móvil más grande del mundo, dijo que recortará 50 por ciento los precios de su servicio 4G hasta el próximo mes, lo que provocó casi un infarto entre los accionistas de la empresa.

Pero fue el mismo presidente de China Mobile, Xi Guohua, quien dijo que las mejoras de la red y los renovados esfuerzos de marketing son esenciales para el crecimiento futuro, pues considera que si ahora no se hacen las inversiones en nuevos negocios la utilidad neta de la empresa puede seguir creciendo durante otros dos años, pero para entonces la empresa habría muerto.

No sé si estés de acuerdo con ello, pero al menos yo estoy convencido de que las operadoras de telecomunicaciones tienen que cambiarse el chip y dejar de exprimir al usuario final, para enfocarse en desarrollar nuevos servicios que integran las comunicaciones tradicionales con las nuevas aplicaciones móviles, pues de lo contrario los operadores móviles virtuales y los servicios conocidos como Over The Top (OTT) seguirán ganándoles el mandado.

Lo anterior suena muy parecido a lo que está anunciando la operadora europea Truphone, la cual ofrece la misma tarifa (no es la más barata) para sus usuarios en 68 países. Una muestra más de que es el servicio, no las tarifas, lo que moverá al mercado.

hugo.gonzalez@milenio.com 

http://twitter.com/hugogonzalez1