Tecno empresa

Seguridad informática en SEP, arde Troya

Pues no hay plazo que no se cumpla y estamos a punto de saber si se consuma una transa o se honra la transparencia. Estamos a unas horas de saber si la licitación de servicios de seguridad informática en la SEP se declara desierta o se comete un chanchullo.

Después de dos semanas en las cuales se alargó la junta de aclaraciones, la licitación LA 011000999-E933-2016 entra en su fase final. Dicha junta se prolongó no solo por las 450 preguntas, sino por las respuestas que no cumplían con lo indicado por la Ley de Adquisiciones. Las respuestas no eran claras y explícitas, lo que hace suponer que la Dgtic de la SEP no quería “abrir” las condiciones y mostrar sus cartas.

Me informan que el Órgano Interno de Control de la SEP quiere declararla desierta, pues no le cuadran algunas respuestas que planteaba la Dgtic. La Dirección General de Tecnologías de Información y Comunicación está a cargo de un funcionario muy cuestionado. Varias fuentes me insisten que uno de sus familiares está operando para que el contrato lo gane Axtel o en su defecto otro socio. Incluso aseguran tener grabaciones y pruebas que harán públicas en caso de que se concrete el arreglo.

Me explican que la Dgtic mantuvo especificaciones innecesarias y dirigidas a equipos concretos con lo cual se limita la participación. Incluso se incrementaron funcionalidades que tal vez nunca se ocupen por la SEP pero que aumenta los costos para los licitantes. Las aclaraciones no aclararon nada, pues incluso muchas páginas del documento con las respuestas de la SEP son ilegibles, me consta. ¿Tú crees que así alguien puede mejorar o adecuar su propuesta?

El pronóstico es que las propuestas serán insuficientes o nulas para que puedan declararla desierta y asignarla directamente. Hay quienes me dicen que tal vez se presenten ofertas muy caras para que la empresa ya designada “gane”. Pero lo novedoso es que en una de esas no gana Axtel, sino otra INTeresante empresa fachada. Me dicen que esta INTeresante firma estaría asociada con una tercera, a la cual, supuestamente, se le deben favores desde otra secretaría. Esta tercera empresa tendría entre sus socios al familiar incómodo ¿Tú crees? Me resisto a pensar que puedan darse ese tipo de chanchullos en México.

Me afirman que se ha decidido hacer ganador a esta empresa para que no exista sospechas.

Incluso me dicen que el funcionario cuestionado negoció via telefonica con varios participantes para que no entraran a la licitación.

Además, aseguran que las cartas de fabricantes solo se las dieron a los concursantes que pidió el funcionario.

Incluso todo este rollo se supone que ya llegó hasta el más alto nivel de la SEP.

Como sabrás, no soy suicida y no me animo a destrozar vidas o tirar acusaciones que no me constan. Sin embargo, mis fuentes afirman que en este asunto de favores solo me dicen netas, o como diría un pocho, puro Say Net. En una de esas arde Troya.

hugo.gonzalez@milenio.com

Twitter: @hugogonzalez1