Tecno empresa

Sobre pulseras inteligentes y medicamentos

El pasado viernes te comentaba que me parece un acierto que el Grupo Modelo combinara el Corona Capital con las tecnologías de información, al ofrecer un acceso VIP mediante una pulsera que se puede usar como billetera electrónica y para hacer check in en sitios precisos, llamados tótems, para postearlos en Facebook y con ello hacer más interactivo el festival hipster. Aún falta que nos digan cómo van a lograr la conectividad, porque si sucede como en todos los festivales donde hay muchas zonas blancas, pues la neta será medio complicado. Pero sigue siendo una buena idea.

Sin embargo, ya no son los únicos que han comenzado a sacar provecho de los dispositivos waerables, como la pulserita de Corona, sino también el Palladium Hotel Group, al comenzar a utilizar “pulseras inteligentes” en dos de sus hoteles icónicos: el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel y el nuevo Hard Rock Hotel Ibiza, en España.

Al utilizar ese dispositivo, los clientes de ambos hoteles no necesitarán llaves o dinero para abrir su habitación, acceder a las zonas del hotel o pagar cualquier producto, ya que a la pulsera se le podrá depositar dinero mediante Pay Pal. También servirá para postear sus experiencias en las redes sociales al registrar la pulsera en los dispositivos de lectura RFID que tiene el hotel.

Por “default”

Tal vez no lo sepas aún, pero faltan unos días para que arranque la madre de todas las licitaciones del sistema nacional de salud; se trata de la megalicitación de medicamentos y material de curación para el abasto en 2015, razón por la cual algunos de los posibles participantes siguen de cerca la investigación del órgano interno de control del IMSS en torno al presunto uso de documentos falsos en una de las compras hechas el año pasado para la adquisición del medicamento
Doxorubicina.

Se trata del procedimiento administrativo contra Savi Distribuciones, que dieron a conocer hace unos días el IMSS, que lidera José Antonio González, y la Cofepris, que preside mi pelotari favorito, Mikel Arriola.

Resulta que casi toda la industria vería con muy malos ojos que se le permita participar a esa empresa en la compra consolidada para el abasto de 2015 de medicamentos, la cual se calcula entre 55 y 60 mil millones de pesos, sobre todo ahora que la autoridad se puso las pilas y se le abrió la investigación a Savi o, en su caso, del laboratorio Zurich Pharma, responsable de haber presentado un documento apócrifo.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1