Tecno empresa

Como "power bank" de 7800 mah

Yo no sé cómo te sientas en estos momentos, pues en una de esas todavía tienes la resaca del Año Nuevo o aún te sientes como marrano en engorda por la comilona de la noche vieja; sin embargo, yo te puedo decir que me siento con toda la pila cargada, como si me hubieran enchufado (sin albur) una power bank de 7800 miliamperios hora (mah).

Por eso te presento mi decálogo de propósitos para 2015, esperando con ello modestamente servir como inspiración a otros colegas para que podamos mejorar la profesión y, sobre todo, darle un nuevo impulso al periodismo de negocios. Voy.

Uno, me propongo decir siempre lo que veo, siento y oigo, aunque eso moleste a mis amigos, desconcierte a mis enemigos o desequilibre mis sentimientos. Dos, escribir sobre hechos, datos o versiones que sean verosímiles (no verdaderas, porque siempre hay varias verdades), aunque mis queridos amigos chismosos se sientan maniatados.

Tres, nunca dar por hecho algo que no me consta o que no tengo información verosímil. Callaré pese a que por ello me digan zacatón o vendido. Cuatro, ser lo más objetivo posible, pues aunque se trate de un espacio de opinión, como te dije, siempre hay varias verdades o versiones de la verdad.

Cinco, dar parejo a todos sin excluir amigos o detractores, pues a veces tendré que decir a mis cuates que se equivocan (así son la amistades) o que los enemigos han hecho cosas que los ennoblecen. Seis, honrar el trabajo de mis colegas periodistas de MILENIO al compartir, administrar o moderar la información que tenga disponible.

Siete, refrenar la genuflexión y la adulación gratuita de empresarios, compañías, funcionarios o instituciones, pues a ellos les ayuda más una crítica respetuosa y sincera que un racimo de halagos efímeros e interesados. Ocho, hacer eco de las buenas noticias, independientemente de su origen o destino, pues estoy convencido de que good news,are better news.

Nueve, abrir y emprender nuevos espacios de comunicación contigo y para que mis colegas novatos puedan quitarse el miedo a la información especializada. Diez, ofrecerte más información y diversión en mi sitio de infoentretenimiento llamado tecnoempresa.mx, confiando en tu apoyo.

Ese es mi decálogo inspirado en las enseñanzas de don Carlos Marín y del legado del premio Nobel Camilo José Cela; no se trata de ninguna novedad, pero al menos espero que sirva de algo para mejorar nuestro periodismo y nuestra sociedad.

¡Feliz Año Nuevo!

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1