Tecno empresa

Licitaciones: huele a gas

¿Ya soy referencia en denunciar licitaciones amañadas o solo hay mucha transa en todos los niveles? Yo creo lo segundo, porque seguramente hay muchos colegas que hacen un mejor seguimiento de estos procesos tracaleros. Yo solo soy un metiche “corre-ve-y-dile”, pero eso sí, implacable con todo lo que huele a transa.

Me equivoqué con la red compartida, pues pensé que habría un poco más de decoro y no se aceptaría regalar nada a quien ganó la licitación. Hasta ya quieren adelantar la firma del contrato. Sin embargo, en la licitación de los servicios de seguridad informática de la SEP, mis amigos chismosos y este chorero lo logramos. A las 11 horas del pasado viernes se declaró desierta esta licitación. El argumento fue que ninguna de las cuatro propuestas cumplía técnicamente con lo solicitado. Podría tratarse de un fallo salomónico e inteligente, pero falta saber qué pasará con el servicio solicitado. ¿Se licitará nuevamente, se adjudicará directamente un contrato, se ampliará el que ya existe?

Declarar desierta una licitación no es señal de honestidad y rectitud, pues en ciertos casos se ha usado como modus operandi para el chanchullo. Espero que no sea el caso de Guanajuato, donde hoy mismo concluye la licitación para la compra de medicamentos, material médico y su dispendio. Ya has oído mucho de este concurso, pues ha desatado sospechas. Hay quienes dicen que últimamente este tipo de licitaciones se han manejado con la técnica Chabelo: puros cuates. La compra de medicamentos de la entidad gobernada por Miguel Márquez se realiza mediante licitación. No usa el sistema de compras consolidadas que organiza el IMSS. Pero tal y como sucedió el año pasado, se teme que el concurso nuevamente se declare desierto. Sospechan que el objetivo es convocar a una nueva licitación, pero con invitación solo para puros cuates.

En la actual licitación el precio más alto lo ofrece Intermed, con 555 millones 581 mil pesos. El segundo más alto es de Dimesa, con 555 millones 573 mil pesos. Estos dos grupos son los que ganaron el contrato el año pasado. El precio más bajo fue de El Fénix, de Xavier GonzálezZirión, con 449 millones 607 mil pesos. La oferta ahorraría 140 millones de pesos solo en distribución y 350 millones de pesos en diferencia de precios. Dicen que El Fénix solo quiere descarrilar el proceso, pues siempre oferta muy bajo pero al final no cumple. Afirman que los equipos de El Fénix no cumplen con los requerimientos para la unidosis, pero el viernes se verificó que sí cumple. Yo dudo hasta de mi sombra, y por eso no puedo decirte cuál es la versión correcta, pero está claro que en estas licitaciones huele a gas.

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1