Tecno empresa

La espontánea defensa del opaco Ifetel

Creo que ya estoy echado a perder, porque por todos lados veo conspiraciones, chanchullos e intrigas; hasta me siento en House Of Cards o, de menos, en Revenge. Sin embargo, creo que mi intuición femenina me han permitido ver más claramente ciertos acomodos y acuerdos que, por debajo del agua, intentan inclinar los tableros cada quien a su favor en esta partida de ajedrez llamada competencia en telecomunicaciones.

Por eso me sorprende ver cómo de manera espontánea y casi coordinada han salido varios defensores del pobrecito Ifetel, que pierde facultades con la cochina iniciativa de ley en telecomunicaciones, cuando ni el propio instituto ha cuestionado la ley mencionada. Todo eso me parece una pantalla, una pantomima, un pretexto para desestimar la ley (imperfecta sí) con ganas de irla desmoronando poco a poco y hasta volver al principio.

Si realmente el Ifetel pierde facultades debería ser ese mismo organismo el que presente su propia controversia constitucional, pero no lo hará, porque no es relevante y porque sigue sin asumirse como ese organismo autónomo y libre que se diseñó con la reforma. Solo así me explico por qué este instituto sigue siendo tan débil y opaco en sus decisiones, que no solo esconde resultados de la investigación del acuerdo Telmex-Dish, sino que hasta se los reserva como si fueran un asunto de seguridad nacional.

Es que, derivado de la solicitud de información folio 0912100011914, presentada ante el Ifetel para que se permita el acceso al expediente CNT-116-2008 que contiene documentos del convenio Telmex-Dish, el Comité de Información del instituto, en su quinta sesión extraordinaria, realizada el pasado 10 de marzo, decidió por unanimidad proceder a “la reserva de la información por un periodo de 12 años, ya que se trata de documentos que forman parte de la realización de investigaciones y diligencias de verificación que realiza la Unidad de Competencia Económica”.

¿Qué tendrá ese expediente que no podremos conocer sus documentos hasta 2026? ¿Qué esconde o qué protege el Ifetel?

Mi Chayo

Me preguntan que “de a cómo es el chayo”, para que le pegue al pobrecito preponderante en telecomunicaciones y creo que, haciendo cuentas, suma como 60 mil pesos por el servicio deficiente que he pagado durante casi 15 años, pero seguramente serían otros 60 mil pesos por haber perdido la oportunidad de tener mejores tarifas y mejor servicio de otros operadores que nomás no pueden competirle bajo condiciones tan disparejas.

http://twitter.com/hugogonzalez1