Tecno empresa

De espías, crisis, redes y candidatos

Ahora que los espías se dan vuelo con las grabaciones y lanzan nuevos estrenos como si fueran éxitos de @Pitbull, me surgen varias dudas. ¿De plano nadie va hacer nada para impedir que nos estén alambreando los teléfonos o infectando las computadoras? ¿Nos vamos a seguir chutando revelaciones sobre transas, pactos, acuerdos, menjurjes y hasta malos chistes? Yo no tengo nada que esconder y no me importa, pero tengo muchos conocidos a quienes ya los encomendé a San Ramón Nonato.

Según el último reporte de Norton, México es el tercer lugar global respecto al porcentaje de empresas afectadas por ataques cibernéticos. Esos ataques en México aumentaron 40 por ciento el año pasado, lo que generó a las empresas pérdidas por 39 mil millones de pesos. Esos datos los retomó hace unos días mi cuate Joaquín Ortiz de Echavarría (@Joecrisis), fundador y director general de GCE México. En su plática sobre los retos y perspectivas de manejo de crisis en México tiró netas sobre los riesgos que enfrentan las empresas del país.

Dijo que la seguridad jurídica es uno de los aspectos más importantes en los que las empresas deben establecer medidas de prevención. Una de ellas es evitar que sus empleados incurran en malas prácticas en materia de licitaciones, adjudicación de contratos, licencias, etcétera. “Lo más importante es fomentar las mejores prácticas y establecer un sólido código de conducta” entre los empleados, recalcó mi cuate JOE.

Pero mejor se lo hubiera dicho antes a los amigos de OHL México, quienes ya no saben cómo manejar su crisis de reputación y credibilidad. Y se lo hubiera recalcado a su director general, José Andrés de Oteyza, quien, como si fuera político en campaña, piensa que es un complot.

Lo malo es que muchos políticos piensan igual y son pocos los que le dan su debida importancia a los medios emergentes que los encueran toditos. Son las redes sociales las que no están tan controladas como la radio y la tv, las que marcaron la diferencia en estas campañas.

Por ejemplo, @DavidRazu, suspirante del PRD a la delegación Miguel Hidalgo, ha impulsado sus propuestas mediante redes sociales. Su éxito en redes sociales, creo yo, ha neutralizado los golpes lanzados desde medios tradicionales. Sin embargo, su hashtag #MejoresIdeas se confunde con las #BuenasIdeas de los candidatos del PAN. Por otra parte, @Mariana_Moguel Robles, aspirante del PRI a diputada local por el distrito 34, lanzó también su hashtag #TeEscuchoYTeAyudo. Aarón Jiménez, que compite por el PRI en el distrito 24, informó en Facebook y Twitter que apoyará el empleo con el impulso a emprendedores.

Creo que pronto ya dejarán de spotearnos la vida y que las redes sociales serán la mejor correa de los políticos gandules. Además, veo con gusto que quedarán esfuerzos que pondrán marcación personal a los futuros servidores (¡Ja!) públicos. Un ejemplo es la app Ligue Político, proyecto de organizaciones civiles mexicanas especializadas en tecnología y propósitos cívicos. ¡Chécala!

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1