Tecno empresa

En defensa del senador Lozano

Desde este momento, cuando comienzo a escribir mis tonterías, ya siento las mentadas, tomatazos y vituperios que desde las redes sociales me hacen llegar los masoquistas que no me soportan, pero me leen; en una de esas también me la refrescan los que se divierten, se informan o simplemente coinciden con lo que digo. Y todo por defender el trabajo del senador Javier Lozano.

Lo siento por mi mamá (sorry, Jefa), pero la verdad es que al senador le ha llovido solo por hacer lo que es su deber y su facultad como presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes; corregir toooda la larga lista de ambigüedades, contradicciones y errores de redacción en la iniciativa que envió la Presidencia de la República.

¿Cuánto o quiénes me pagan por defender a Lozano? Nadie, solo mi conciencia de ver cómo los políticamente correctos han tundido a quien le está corrigiendo la plana al gobierno federal que, dicho sea de paso salió muy tarde a defender su iniciativa y de una manera tan suave, que hasta parece que no la querían defender.

No puedo decirte cuántas personas me han contado pestes del legislador y debo confesarte que no me parece la persona más simpática, pero la neta es la neta y Lozano ha trabajado para darle luz a lo que se veía como una tenebrosa estrategia de desinformación y apantalle con el petate del muerto de una supuesta censura a internet, entre otras cosas. Muchos propalaron esa falacia cuando sabían que desde hace años ya ganamos las redes sociales y sabiendo que quien intente quitarnos ese trofeo está condenado al exterminio político.

Muchos de los que lloran y dizque defienden la libertad de internet ni siquiera han leído completamente la iniciativa de Ley de Telecomunicaciones enviada por el Ejecutivo  y mucho menos el proyecto de dictamen trabajado por Lozano (yo voy a la mitad), el cual todavía tiene sus asegunes, pero que de eso se trata, de analizar, discutir, proponer, advertir, corregir, mas no de condenar y apedrear a la primera.

Por cierto, antes de que se me acabe el espacio déjame decirte que si no te pones aguzado, en una de esas la propaganda de nuestros ilustres partidos políticos también va a inundar los servicios de televisión de paga, pues en un predictamen de la reforma electoral, que ya circula en el Senado, se pretende obligar a los canales de televisión restringida a incluir tres minutos por hora de spots electorales. ¡Ya no por piedad, ya no!

hugo.gonzalez@milenio.com

Twitter: @hugogonzalez1