Tecno empresa

Roku: la punta de la madeja

Estuve viendo de lejos el problemón en el que se metió Roku en México, pues a través de su sistema se permite la distribución pirata de contenidos, lo que afecta no solo a los dueños de los mismos, sino hasta a los propios usuarios de esta plataforma, ya que los deja expuestos a delitos como el robo de identidad o la extorsión.

El 14 de junio subimos a Tecnoempresa.mx la opinión de mi colega y amiga Claudia Villegas, quien comenzó a dejar ver el debate entre lo que ofrece Roku y la protección intelectual. Dos días después nuestro colega en MILENIO Álvaro Cueva advirtió del inicio de una guerra contra Roku e incluso pudo entrevistar a altos ejecutivos de la empresa, lo que confirmó algo de lo que ya advertía Villegas: la plataforma se usa para transmitir contenido ilegal o que viola la Ley.

La declaración de estos ejecutivos fue valiente, pero a la vez preocupante, pues aunque dicen que ya trabajan para corregir su debilidad sacando aplicaciones de su plataforma y trabajando con autoridades, resulta alarmante que Roku no hubiera atendido esto antes y que no se perfile una fecha exacta para solucionar su problema. Ojalá no se tarde mucho.

El asunto de Roku no solo debe llamar la atención del Ifetel, sino de todas las autoridades que velan por los derechos de las personas en materia de datos personales, como el INAI e incluso, el SAT y la PGR, pues la comercialización, distribución e incluso la publicidad de las aplicaciones piratas, que se aprovechan de la debilidad de Roku, son una cadena de ilícitos que puede relacionarse con lavado de dinero, evasión o extorsión.

No creo que Cablevisión aborrezca estás plataformas o que quiera bloquear a Roku, más bien está siguiendo la pista de migajas que dejan las ratas creadoras de aplicaciones que usan a la plataforma como canal de distribución pirata. No hay nada ilegal en la venta de dispositivos de streaming de contenidos, pero es claro que se debe señalar el punto débil de un sistema operativo que no cuenta con los candados necesarios para salvaguardar los contenidos y a sus usuarios.

Bolas el engrudo

Mis Amigos Chismosos (MACH) me cuentan que a la titular de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios, se le está haciendo bolas el engrudo en el proceso de investigación sobre competencia efectiva en sector ferroviario. El caso fue suspendido por un incidente de recusación, pues planteó un conflicto de interés de Palacios debido a que en abril pasado su hermano fue designado consejero suplente de minera Peñoles del Grupo Bal. Sin embargo, Roberto Palacios Prieto ya se desempeñaba como director de Finanzas de Grupo Bal, desde finales de 2016, casi al mismo tiempo que comenzó la investigación promovida por la Línea Coahuila Durango, concesionario de una vía corta, propiedad a partes iguales del propio Grupo Bal y Altos Hornos de México (Ahmsa). Qué curioso.

Por cierto… una chulada de producción nacional que debería ser cuidada y difundida por medios legales es El error, elaborado por Azteca Documentales, en el cual se explica de una manera clara y amena los orígenes y consecuencias del famoso error de diciembre de 1994. Mañana a las 11 de la noche en Azteca Trece. ¡Véanlo, millennials!

hugo.gonzalez@tecnoempresa.mx

Twitter: @hugogonzalez1