Tecno empresa

Las "compus" de la SEP… otra vez

Si yo fuera alguien cercano a don Emilio Chuayfett, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), le recomendaría que tuviera mucho cuidado con la Licitación Pública Nacional LA-011000999-N1038-2014, publicada el pasado jueves 16 de octubre para la contratación abierta plurianual de los Servicios Administrados de Cómputo (SAC) 2014-2017, que incluye hasta 11 mil 838 equipos de cómputo personal.

Lo digo porque otra vez ya comenzamos con las patadas por debajo de la mesa entre los fabricantes e integradores de equipo de cómputo, quienes hacen su luchita para ganar el contrato valuado entre 103 y 259 millones de pesos, y mientras unos se sienten bien preparados para esta licitación otros se sienten desamparados, pues afirman que el concurso está dirigido para que lo gane HP, empresa que dirige Alexis Langagne.

No soy ingeniero y mucho menos especialista en procesadores, pero quienes se quejan de la licitación argumentan que todas las especificaciones técnicas en tres de las cinco configuraciones de equipo requeridas solo las cumple HP con procesadores AMD.

Por ejemplo, en la configuración para el “equipo de cómputo de escritorio-desempeño” se pide un procesador de 3.4 GHz con cuatro núcleos físicos que supuestamente solo los tiene AMD. Lo mismo ocurre con los “equipos de escritorio-operativo”. Según los quejosos, los procesadores  Intel cuentan con una velocidad de reloj más chica, llegando máximo a 3.1 GHz para este tipo de equipo, pero tienen un mejor desempeño y consumo de voltaje.

Sin embargo, lo que pude averiguar es que ésas son especificaciones técnicas mínimas, por lo que supongo que no habría inconveniente si se presenta una configuración con un procesador más rápido que los 3.4 GHz; es más, Intel tiene esos procesadores  y hasta más potentes, pero la configuración puede ser más cara. 

Hago votos para que en la junta de aclaraciones del próximo viernes, se pueda resolver estas dudas o malentendidos.

Se le “chispoteó”

Sobre el asunto de las malas mediciones de ratings de televisión halladas en Estados Unidos, déjame agregarte que Nielsen reconoció problemas en su medición que se remontan a marzo por un error en el software, mismo que señalaba equivocadamente niveles de audiencia en ABC. Se descubrió que todos los niveles no asignados estaban siendo otorgados a ABC, por lo que los ratings vespertinos del canal eran constantemente superiores a los que se reportaron previamente en el día.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1