Tecno empresa

Competitividad con TI

Desde hace años se oye decir que los millennials son los empleados más infieles a las empresas. Muchos dicen que ese desapego nace de las pocas oportunidades de desarrollo y crecimiento. Incluso hay quienes piensan que trabajar en empresas que no dan prioridad al uso de tecnología desmotiva a los millennials.

En México esto es creíble porque la mayor parte de las empresas invierten poco en herramientas tecnológicas de gestión en recursos humanos. Menos de 0.2 por ciento del gasto total de TI se destina a estas herramientas. Las empresas de Estados Unidos destinan más de 1 por ciento de su gasto en TI a aplicaciones de recursos humanos. En Europa Occidental es de 0.7 por ciento y en España corresponde a 0.33 por ciento.

Eso lo dice un reciente estudio de IDC, la firma de consultoría en Tecnologías de la Información (TI). El Índice de Digitalización de Recursos Humanos, patrocinado por Meta4, revela que esto es una oportunidad para mejorar la competitividad. Solo 10 por ciento de las empresas entrevistadas tienen un proceso estructurado y continuo con sus empleados desde que los reclutan. Además, 70 por ciento de las empresas nacionales invierte menos de 2 por ciento de su gasto total en capacitación. El estudio dice que 62 por ciento de las empresas mexicanas no reconocen los logros de los empleados y se limitan a la excelencia operativa. Por tanto, el reto para la transformación digital del negocio en México es mejorar la búsqueda, capacitación y reconocimiento del talento. ¿No crees?

A ver si es cierto

Por fin el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) hizo algo que generó simpatía en el sector. Se trata de la corrección de las Ofertas de Referencia de Desagregación de la Red Local presentadas por Telmex y Telnor. Hasta el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet) aplaudió al pleno del Ifetel, lo que no suele pasar. El Idet reconoce que el regulador realizó un análisis serio de la propuesta del preponderante y valoró las recomendaciones de los competidores. Dice que se trata de un paso de gran relevancia en el objetivo común de lograr verdaderas condiciones de competencia efectiva. Ojalá y así sea pues se necesita apoyar a empresas del sector en materia de competencia y compartición de infraestructura. Esas sí son medidas regulatorias de alto impacto y a corto plazo, no como la red compartida que llegará a 90 por ciento de los mexicanos en siete años. Esto va para largo y vale la pena preguntarse ¿por qué no se ha apoyado a los actuales operadores que buscan hacer lo mismo en menos tiempo? Ya veremos si esta buena noticia no se queda en el papel, pues del dicho al hecho…

hugo.gonzalez@milenio.com

Twitter: @hugogonzalez1