Tecno empresa

De ciberpolicías y "nubes" magnas

Para mí queda muy claro que la mentefactura —también conocida como la mente de obra— es lo que puede sacar adelante a los mexicanos, no solo en su propio país, sino que los hará destacar en el mundo, pues el arcaico modelo que da prioridad a la manufactura y a la mano de obra barata ya debe pasar a segundo término.

Estoy seguro de que México tiene el talento humano para desarrollar la industria de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), y para muestra basta el botón de Trend Micro México, empresa que, en colaboración con la Interpol, capacitó a los coordinadores de “policías cibernéticas” de Brasil, Chile, Venezuela, Uruguay, México, Estados Unidos, España, Ecuador y Canadá, entre otros países; mercados que se han vuelto muy atractivos para los cibercriminales en materia de información digital y financiera (e-commerce).

La cita se dio en la ciudad de Washington DC, el título de dicha presentación se denominó “Cybercrime Investigations and Digital Forensics Training for Americas Region”, entrenamiento impartido por Juan Pablo Castro, director de innovación tecnológica para Trend Micro México, quien no dejó de reconocer que la interacción con los diversos cuerpos de policía cibernética en nuestro continente nos permite contribuir a tener una América Latina más segura para el intercambio de información digital.

Otra palomita para la industria mexicana de las TIC nos la puso la española Datacenter Dynamics, la cual entregó por tercera ocasión premios y reconocimientos a los centros de datos en América Latina, y le otorgó a Cloud Magna, que dirige José Luis Zarazua, el galardón al data center medio con mayor innovación en el mercado latinoamericano, al presentar el único servicio de nube que se ajusta a la medida del cliente.

Para desarrollar ese centro de datos de última generación se realizó una inversión de 12 millones de dólares y, a diferencia de los tradicionales, que reciben los equipos propiedad de los clientes con contratos extensos, Cloud Magna no acepta el equipo de los clientes, sino que mediante su página web el cliente puede configurar su equipo con las características de acuerdo con sus necesidades.

Bit

Resulta que no solo Agustín Cáceres dejó algunos asuntos sin resolver a su salida de P&G, sino que también las cuentas y pendientes de su colega Jorge Varela, ex country manager de la empresa multinacional, siguen sin resolverse y con riesgo de que escalen. Ya veremos.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1