Tecno empresa

La banca y la tecnología

Acapulco. Nuevamente estoy de metiche en un evento importante donde la mayor parte de mis colegas me dan la vuelta en el manejo de ideas y conceptos. Me encuentro en la 77 Convención Bancaria, la cual, dicen algunas versiones, puede ser una de las últimas convenciones que se celebre, por lo menos, en Acapulco.

Pero no he venido hasta acá para decir algo que ya se había dicho, vine a reconocer un sector de la economía nacional que si bien ahora está en el ojo del meteoro, dejé de ponerle marcación personal, pues su relación con el mundo digital ha quedado un tanto lejano y podría decir que anquilosado.

Confieso que el sector bancario me ha dado flojera porque se comporta como un Club de Tobi, donde todos son bien portados, pero también confío en que los amigos banqueros no vean estas líneas como una crítica malintencionada, sino más bien como un simple comentario sobre algo que veo con preocupación: la banca se aleja de las nuevas generaciones y del mundo digital.

Hay varias señales sencillas, como que la Asociación de Bancos de México no tiene cuenta de Twitter o pocos la conocen y mucho menos se pensó en la creación de un hashtag para la convención. Probablemente pienses que eso no es importante, pues valen más las inversiones que se han hecho en materia de banca electrónica y seguridad online, pero tener una mejor presencia en Twitter mejoraría sustancialmente su deteriorado vínculo con las nuevas (y actuales) generaciones usuarias de la banca.

Puedo equivocarme, pero creo que la banca es muy mal vista entre varios sectores de la sociedad, sobre todo los usuarios más jóvenes, debido a que lo ven como un mal necesario (caldo de cultivo para intentonas regulatorias pro competencia) y que no les da ningún beneficio.

Con esto no quiero decir que no se invierta en tecnología, sino que no se han podido enganchar con esa tendencia mundial de hacer al smartphone una billetera digital o un excelente método de acceso para la bancarización. No veo las apps, los gadgets o los programas que estimulen la relación banca-techies; es más, no veo una discusión seria de lo que se puede o no puede lograr con los bitcoins.

No basta con tener más de 100 productos en tarjetas de crédito (de las cuales ya tienen chip), tampoco se trata de que tengan terminales punto de venta inalámbricas o contar con buenos portales de internet, ni banca móvil con mensajes SMS; creo que le falta un engagement con los usuarios, sobre todo con los más jóvenes. Yo digo.

http://twitter.com/hugogonzalez1