Tecno empresa

Ideas, innovación, inversión e inspiración

No sé si te ha pasado, pero a veces te cansas más de lo que aprendiste que de lo que haces. Eso me pasó en los últimos dos días, pues estuve en el World Business Forum de la Ciudad de México, donde el derroche de sesos fue extremo. En el Foro Wobi pude escuchar muchas ideas y grandes mensajes sobre liderazgo, innovación y transformación digital. Para eso sirven esos foros, para tirar netas relevantes a gente relevante.

Seguramente por eso se decidió presentar en este foro a Telum, una filial de telecomunicaciones del Grupo Televisa. Aunque suene a nuevo, Telum ya tiene 20 años dando servicios a las medianas empresas. Sus orígenes los encontramos en el Grupo Multimedios, y por eso ya acumula años de servicio a empresas del noreste del país. Promete una oferta de telecomunicaciones especializada y servicio personalizado para empresas de diversos sectores económicos del país. Aunque podría suponerse, su servicio no se canibaliza con Izzi, pues atienden a dos mercados distintos. Telum va por las medianas empresas con potencial de crecimiento e Izzi va por un mercado masivo de microempresas o startups.

Telum es un carrier de carriers y, como tal, cuenta con infraestructura propia. Esta red se conforma de anillos regionales y metropolitanos de fibra óptica, conectados con los carriers más grandes. Samuel Lee, director de Telum, explica que la empresa se ha enfocado en la especialización por sectores. Por eso es bien vista entre instituciones financieras, transporte, hospitales, restaurantes y organismos de seguridad pública.

La apuesta de Telum es valiente, máxime cuando existen evidencias de barreras de entrada a nuevos operadores por parte del preponderante. En junio, la OCDE publicó un estudio sobre políticas de banda ancha y economía digital. Allí se dice que el preponderante en telecomunicaciones debe cumplir con la compartición de su infraestructura y mejorar la interconexión. Sin embargo, los hechos apuntan que esto aún sigue en el papel y no en el servicio para los usuarios mexicanos.

Los procedimientos de acceso a infraestructura y servicios del preponderante han sido ineficientes y con ello bloquea a nuevos operadores. A esta práctica el GSMA lo denomina “abuso de exclusión”. Si eso ya se hubiera solucionado, la infraestructura no sería un “cuello de botella” para la entrada de nuevos competidores.

Algunos, como Telum, optan por montar su propia infraestructura y bajo su propio riesgo. Otros siguen invirtiendo y apostando por la competencia, pero con la titánica tarea de señalar las inequidades del sector. Lo bueno es que, pese a todo, seguimos teniendo ideas y ganas de innovar.

hugo.gonzalez@milenio.com

Twitter: @hugogonzalez1