Tecno empresa

Red compartida, transparencia y desinterés gordo

No cabe duda que por transparencia y acceso a la información derivada de la red compartida debemos darle un aplauso a la @SCT_mx. Creo que toda la información necesaria para entender los alcances de este mandato constitucional está en redcompartida.gob.mx. No hay nada que criticar en cuanto a los datos, pues hasta podemos saber quiénes manifestaron su interés en esta red y los temas.

La SCT recibió 39 manifestaciones de interés, de las cuales 54 por ciento fue de mexicanos y 46 por ciento de extranjeros. Los más interesados fueron los operadores de telecomunicaciones, con nueve manifestaciones, pero solo tres extranjeros. Hubo siete fabricantes de equipo (los más importantes) y cinco proveedores de servicios de red. También hubo interés de asociaciones (cuatro), consultoras (seis) y proveedores de infraestructura (cuatro). Esto puede dar la impresión de que hay muchos interesados en esa red, pero muchos se involucran al principio para tener más detalles.

Algunos de los interesados esperaban que el gobierno aportara activos y bienes del Estado en favor de la red. Muchos de ellos opinaron que los participantes privados no deberían pagar por el uso del espectro. Pero los criterios generales de la red compartida dice que el gobierno solo aportará el derecho de uso y explotación sobre el espectro. También se está analizando que el gobierno aporte un par de hilos de fibra óptica oscura de la red troncal.

Además, se dice que el licitante ganador aportará todos los muebles e inmuebles, derechos, infraestructura para instalar y operar la red. También señala que el ganador debe pagar la contraprestación correspondiente por el uso del espectro del que disponga. Por todo ello, creo que estas condiciones reducirán aún más el interés de los verdaderos operadores potenciales de la red.

¿O me equivoco?

Gordos contribuyentes

El estudio “El fracaso: por qué el impuesto al azúcar no frenará la obesidad”, dice que ha bajado el consumo de azúcar, pero no la obesidad. El estudio dado a conocer este año por la Asociación de Contribuyentes Neozelandesa indica que este tipo de gravámenes no sirve. En 11 años de impuestos las mujeres neozelandesas disminuyeron el consumo de azúcar 11.2 por ciento y los hombres 6.6 por ciento. Sin embargo, la tasa de obesidad en mujeres de ese país subió 7.2 por ciento y en hombres 10.7 por ciento ¿Entonces?… tengo más en Tecnoempresa.mx.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1