Tecno empresa

Presumir la reforma de telecomunicaciones

El niño ya camina, ya cumplió tres años y le siguen organizando baby showers. ¿No te parece un tanto chocante? Bueno, pues nuestras autoridades siguen presumiendo a su muchacho que nació hace tres años con la reforma de telecomunicaciones. Siguen presentándolo a vecinos y compadres como si fuera niño Dios en un nacimiento repleto de figuras enormes.

Tal vez algunos reguladores, empresarios o académicos que están en Cancún tolerarán a los papás primerizos, pero pronto pasan a la comidilla. Otros probablemente se preguntan si en ese tiempo no ha habido cambios como para que se siga hablando de la reforma. Los invitados al Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones se siguen topando con el mismo discurso del año pasado y el antepasado. ¿Por qué? Porque las medidas para equilibrar la competencia en México han sido insuficientes e inútiles. El agente económico preponderante en telecomunicaciones sigue siendo el mandamás y, por tanto, no hay mucho que presumir.

Pero como soy solidario con los invitados, les recomiendo que pasen por la página del Ifetel donde están las consultas públicas. En especial puedes llegar a esta liga corta: http://bit.ly/28LMESJ. Allí verás una lista larga de comentarios sobre la efectividad de dichas medidas. No le hagas caso a las centenas de comentarios entregados y firmados por paleros con un machote que defiende al preponderante. Revisa los aportes de las empresas que detallan por qué las reglas especiales han servido para maldita sea la cosa. Por cierto, es de pena ajena ver las “aportaciones” de cientos de patiños como si se tratase de recopilar firmas de apoyo para tapar baches.

En sus argumentos, las empresas desglosan varios asuntos, desde los altos costos para la telefonía pública hasta temas más técnicos. Axtel-Avantel, por ejemplo, dice que las medidas no cumplen con los requisitos indispensables que aseguren su cumplimiento. Agrega que las altas tarifas de las ofertas de referencia (OR) han hecho imposible para los concesionarios ofrecer servicios competitivos. Maxcom también reconoce lo anterior y dice, además, que a dichas OR les ha faltado más difusión y transparencia.

El Grupo Televisa ingresó un amplio documento en el cual coincide al decir que hay insuficiencias en la implementación de las OR. Va más allá y señala que el Instituto Federal de Telecomunicaciones no ha sido capaz de explotar sus nuevas responsabilidades. Dice que no ha sabido usar adecuadamente sus facultades para imponer la introducción de OR eficientes y efectivas. El documento es un amasijo de sapiencia al cual debemos aplicarle una amplia exégesis. No obstante, la conclusión de casi todos es la misma: la regulación especial sobre Telmex-Telcel no ha servido pa’ nada.

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1