Tecno empresa

'Brexit' 'vs'. telecom

Me dicen que por qué no escribo del brexit y solo sigo clavado en mis temas de telecomunicaciones locales. Algunos (pocos) me regañan por verme tan aldeano y que no veo cómo se cae el mundo tras el triunfo del brexit.

La neta, son puros augurios del Apocalipsis que solo favorecen los intereses de especuladores y especuleros. Efectivamente, el brexit tiene implicaciones en la economía global, pero de eso a que ya no puedas comer tus huevitos hay mucha diferencia.

En cambio, pagar grandes cantidades de dinero para que tengas banda ancha o telefonía móvil sí le pega inmediatamente a tu bolsillo. Ya no discutamos para qué usas tu internet, pero tenerlo o no hace una gran diferencia entre los mexicanos.

Por eso sigo clavado con las opiniones sobre la efectividad de la regulación impuesta a Telmex-Telcel. Y un ejercicio muy interesante es el que hizo el Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones. Se puso a analizar los 490 documentos incluidos en la consulta pública abierta por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

Identificó 91.4 por ciento de documentos (448 en total) con opiniones infundadas y con un sesgo a favor del preponderante en telecomunicaciones. El resto, 8.6 por ciento de los documentos (42), presenta opiniones individuales y en ciertos casos no tenían argumentos ni análisis. Por eso se tomó en cuenta únicamente 33.

De las opiniones válidas, 68 por ciento se pronuncia a favor de continuar con la regulación asimétrica de preponderancia. De ellos, 64 por ciento son operadores, 22 por ciento especialistas, 7 por ciento académicos y 7 por ciento cámaras o asociaciones. Con ello se confirma lo que te dije el miércoles, la mayoría pensamos que la regulación no ha servido y debe mantenerse y hasta ampliarse.

Interesante resulta la demanda que varios premios Nobel interpusieron en contra de Greenpeace. No se trata de ir contra la naturaleza ni las buenas causas del planeta solo de ser objetivos.

Es que dentro de esas buenas conciencias a veces se confunde la vocación con el negocio. Usar transgénicos no siempre es malo pero decirlo puede representar una merma en los bolsillos.

Habrá que ver qué pasa pero lo cierto es que el mundo podría abrir los ojos muy pronto.

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1