Tecno empresa

Mobile World Congress… y el Ifetel

Barcelona. No creas que soy un petulante o que soy de los que les gusta andar presumiendo sus múltiples viajes (al contrario), simplemente me decidí estar presente en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, porque es aquí donde se dan cita los principales jugadores de la industria de las comunicaciones móviles, y cuando me refiero a jugadores, no pienso en los que se llevan los reflectores con la presentación de sus juguetitos nuevos.

Tampoco me impresiona mucho venir a escuchar al ambicioso y chocante de Mark Zuckerberg, quien debería ofrecernos una disculpa por la caída de Whatsapp (a ver, tráguenselo como cuando se tragaron a Blackberry por la caída del BBM), curiosamente unos días después de que anunció su compra.

La verdad, me interesa venir a ver lo que están haciendo aquellos que ponen en juego toda su experiencia, su inventiva y su dinero para hacer posible que esos juguetitos que poco a poco se apoderan del MWC, es decir, de las operadoras.

Me interesa saber, por ejemplo, qué se está haciendo para masificar rápidamente en algunos países la verdadera 4G, cómo van y cuáles aparatos van a funcionar en la banda de 700, cómo se adopta el modelo de internet de las cosas o cómo evolucionará el modelo del bitcoin.

Es más, me interesaba abrir las antenas para encontrarme a algún comisionado del Ifetel para saber si alguien seguía en las mismas andanzas que hace un año andaba cierto ex comisionado de la Cofetel. Ya sabes quién es, pero no quiero ver sus tuits.

Pero me entero de que varios de ellos se quedaron en México para esperar la presentación de la ley convergente (el miércoles) y para la definir los criterios de retransmisión de canales en televisión abierta en los sistemas satelitales de paga.

Pero desde acá estoy busque y busque el documento que supuestamente aclara esos criterios de operación del must carry y must offer, y nada. Por eso sospecho que el Ifetel nos la volvió a aplicar y dejó varias interrogantes: ¿qué pasa con la multiprogramación?, ¿cuándo sabremos si algún predominante se benefició de la regla de gratuidad?, ¿cómo identificaron la identidad programática?

Lo pregunto porque no vaya a ser que en unas semanas el Canal de las Estrellas ya no sea lo que ahora es… Por cierto, ¿si los biempensantes aborrecen a Televisa, por qué chillan y piden a gritos que sus contenidos estén en un sistema de paga? No los entiendo.

http://twitter.com/hugogonzalez1