Tecno empresa

Mejor no suban el salario mínimo

¿Quién podría pedir que no le aumenten el sueldo? ¿A quién se le puede ocurrir oponerse a una mejora en sus ingresos? ¿A quién le dan pan que llore? Pues a mí.

No soy de los que se oponen al incremento de salario mínimo solo porque nos asustan con el petate del efecto inflacionario, pues estoy de acuerdo con esas voces que dicen que los salarios tienen un rezago hasta de 30 años y más aún, comparto la idea de que se pueden subir los salarios sin que crezca la economía, pues en las últimas décadas se ha mantenido estable pero el poder adquisitivo del salario se ha desplomado.

Además, soy un convencido de que tener puestos de trabajo bien pagados ayudaría a reducir la tasa de informalidad, pues ahora muchos de los que están trabajando de manera irregular lo hacen no porque quieran, sino porque los salarios son muy bajos. Sin embargo, en estos momentos no me gustaría que se aumentara el minisalario.

Y no es que quiera ganar menos o que no me interese mejorar mis ingresos, solo se trata de un asunto de superviviencia, pues llevo cinco años pagando un crédito hipotecario del Infonavit pero resulta que ahora debo lo mismo que cuando me embarqué con el crédito. He pagado cinco años y mi deuda no ha bajado porque el contrato está tasado en salarios mínimos y como cada año se han aumentado los minisalarios, mi deuda ha aumentado. Por eso, si alguien me escucha, les pediría encarecidamente que por el momento mejor no suban el salario mínimo, mejor corrijan la referencia en el Infonavit.

Manita de puerco a Sony

¿Recuerdas el caso que te he platicado en este espacio sobre el pleito entre la familia Somohano Silva y la firma Sony Ericsson, que pertenece a Sony? Sí, esa disputa por el registro y uso de la marca Playnow. Pues déjame decirte en los próximos días la Sala Especializada en Propiedad Industrial del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) dará carpetazo final al tema. Lo lógico sería que la resolución vaya en el sentido de lo dictado el pasado 8 de agosto por el decimo séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, que concedió el amparo a la familia mexicana y en donde expresa que la marca no es descriptiva y que siempre ha estado bien clasificada desde su registro en el año 2000 ante el IMPI, lo que se traduciría en una sanción de no menos de 40 por ciento de lo comercializado por la transnacional tanto en celulares como en su portal web vía la aplicación Playnow, esto de acuerdo a la misma Ley de Propiedad Industrial.

http://twitter.com/hugogonzalez1

hugo.gonzalez@milenio.com