Tecno empresa

Ifetel, póngase a chambear

Hasta parece que escuché decir eso a la ministra Olga Sánchez Cordero cuando la noche del lunes leí el resolutivo de la controversia constitucional 18/2014, mediante el cual se concede de oficio la suspensión de los actos del juez 32 de lo civil impugnados por la Presidencia de la República y se ordena que se mantengan las cosas en el estado que actualmente guardan.

Según lo que leo del documento, la ministra le permite al juez 32 continuar con el juicio 1653/2011 en el cual se acusa a Dish de robarse las señales de Televisa, incluso hasta su total conclusión para que emita la resolución final correspondiente; sin embargo, le ordena abstenerse de realizar cualquier pronunciamiento o acto que implique desconocer las facultades que tiene el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

La ministra aclara que es el Ifetel el que deberá, ante la ausencia de legislación en la materia, realizar todos los actos administrativos de su competencia, a fin de cumplir ese mandato, pues por disposición constitucional esta aptitud no puede ser desconocida por cualquier otro ente público; como quien dice: póngase a chambear, póngase los pantalones.

Ahora bien, como ya metieron a la Corte en el debate, esta autoridad todavía tiene que poner orden en el tema y empatar dos derechos constitucionales, los de retransmisión y los de autor, pues aunque el juez 32 deberá seguir con su juicio en materia de derechos autorales, falta ver qué dice la Corte en materia de telecomunicaciones.

Sin embargo, existe la posibilidad de que la ministra considere que ya quedó resuelto el acto reclamado por el Ifetel y decida, por cuestiones de forma, no entrarle al fondo del asunto, lo cual será (nuevamente) dejar para otra ocasión que alguien más desenrede la madeja.

Por cierto, con todo este relajito me acordé de las múltiples chicanas a las cuales se enfrentó la extinta Cofetel (que el señor tenga en su gloria) producto de la famosa Licitación 21 y por eso me interesé en saber cómo se resolvió tanto lío jurídico, pues incluso en ese juicio hubo jueces locales que pidieron frenar el proceso.

La Cofetel lo resolvió en una semana, con una simple demanda de amparo y solicitar la suspensión (expediente 1650/2011 ante el juez primero de distrito en Tlaxcala), pero nunca fueron a pedirle un paro a la Presidencia, y sin hacer tanto show.

http://twitter.com/hugogonzalez1