Tecno empresa

Ifetel: pocos pelos, pero bien pagados

No sabes cuántas ganas me dieron de entrarle al escándalo derivado de las presuntas asesorías que el ex presidente de la Cofetel Mony de Swaan (¡hola, Mony!) supuestamente le está dando al fondo Tresalia y a Virgin Mobile para entrarle al mercado mexicano sin tanta bronca; no obstante, me desistí por dos buenas razones.

La primera fue para evitar que mi cuate Mony me metiera en el mismo costal que recurrentemente le gusta usar para desmarcarse y censurar a sus críticos (técnica de transposición), al decir que nadamos sincronizados, pero la segunda, y más importante, fue porque me sentí apenado por él y por todos los ex comisionados de la finada Cofetel.

Es que me apena mucho que censuren a mi cuate Mony por querer salir de pobre con sus posibles, fallidos o exitosos contratos firmados cuando estuvo en la Cofetel, pues el pobrecito ganaba muy poquito... ¡ahhhh!

Me imagino qué sintieron muchos de los ex comisionados al ver que vivieron muchos años en el error al querer ser funcionarios del regulador en los gobiernos del PAN, pues ahora sí que a los nuevos comisionados del Ifetel la Revolución (institucional) ya les hizo justicia con sueldos tan altos.

No solo estamos a punto de ver el fracaso de las encomiendas institucionales que tienen, sino que confirmamos que estos funcionarios serán de los mejores pagados en la administración pública federal, incluso más que los secretarios de Gobernación y de Hacienda. ¿Y el amor al servicio público?

Pero, la verdad, el sueldo no es gran novedad, pues ya desde que se planearon las reformas constitucionales sabíamos que ganarían casi como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino que casi estamos por confirmar que semejantes sueldos servirán para pagar a unos comisionados tan deslucidos (como el letrero IFT en el edificio sede) que hasta parecen hechos a la medida de una captura.

Es que hay un principio universal que consigna que “a trabajo igual, remuneración igual”, lo que no se cumple con la anterior Cofetel, porque el nuevo Ifetel tiene más facultades y, por ende, menos trabajo que las que tenía el anterior regulador, pues ahora los comisionados no tendrán toda la chamba de estar maquinando resoluciones incontrovertibles, atender recursos de revisión o juicios de nulidad; tampoco tendrán que combatir tantos amparos, porque ahora no hay suspensiones.

Ojalá y me equivoque, pero ya estoy viendo que incluso a los comisionados se les contratarán escoltas para protegerlos, debido a tan altos, ofensivos y públicos salarios.

@hugogonzalez1