Tecno empresa

Ifetel nos hace "bolas" con la retransmisión

El lunes pasado muchos se fueron con la finta de las declaraciones del maestro Gabriel Contreras, titular del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), quien finalmente, en un acto que considero de menosprecio hacia los reporteros, salió a dar declaraciones a quienes poco entienden (o se hacen) los intríngulis de la batalla por el mercado de las telecomunicaciones (no de la televisión), que vale alrededor de 35 mil millones de dólares al año.

A raíz de las declaraciones de Contreras, en MVS Noticias, con Carmen Aristegui, muchos pensaban que este miércoles se sabrán ya las condiciones que impondrá el Ifetel para la retransmisión de señales de televisión, dicho técnicamente must carry y must offer; es más, algunos ya estaban diciendo que se harían las declaraciones de preponderancia en telecomunicaciones y radiodifusión, pero ahora me atrevo a decir que las dos cosas son falsas.

Lo digo porque, a raíz de la revisión del borrador de la nueva ley convergente que sustituirá a la de telecomunicaciones, pero también a la de radio y televisión, estoy prácticamente seguro de que el Ifetel va a postergar el tema, pues de lo contrario se arriesgaría a que sus reglas de retransmisión se contrapongan a lo que dice la sección 3 del capítulo 9 de la nueva ley, que impone restricciones de retransmisión a los operadores preponderantes que todavía no existen formalmente.

También se dijo que en estas obligaciones de retransmisión se incluiría la multiprogramación, con lo que se obligaría a la televisión restringida a retransmitir también los canales adicionales que las televisoras emiten, como el 2.1, 5.2, 7.3, 13.4; etcétera. De ser cierto lo anterior me parece un error, pues con ello se satura más la capacidad de transmisión de los sistemas de cable y satelital, pero también me parece una tragedia para quienes hemos huido de la televisión abierta y hemos optado por usar un sistema de televisión ¡de paga! Además, la nueva ley acotaría la retransmisión de la multiprogramación. Después te cuento.

No quiero terminar mi texto sin expresarte mi sorpresa al saber que el apoderado legal de Dish es el mismísimo Peter Bauer, aquel brother, amigo, partner y casi compadre del otrora presidente de la Cofetel Mony de Swaan (¡Hola, Mony!); amistad tan grande que solo se equipara con una casa en Valle de Bravo. ¿Coincidencias o intereses comunes? Salgamos del clóset ya.

http://twitter.com/hugogonzalez1