Tecno empresa

Economía colaborativa, Cecilia Fallabrino

Juro que estuve esperando tener la información completa y confirmada de la licitación de la Red Compartida. Me mantuve toda la mañana pendiente de lo que sucedía, pero las tripas y la necesidad de escribir me hicieron abortar la misión. Al menos ya sabemos que Axtel y Megacable son empresas de mucha fe y creen que operar la Red Compartida es buen negocio. Supongo que son compañías que creen en la economía colaborativa y por eso forman parte del consorcio Altan.

Quienes no conozcan los beneficios de la economía colaborativa deberían estudiar el caso del Reto Goldcorp. La empresa pudo duplicar su producción de oro premiando nuevas ideas que le enviaban especialistas externos. Este caso es más ilustrativo que el clásico ejemplo de Uber o Airbn.

Sin embargo, en México hay un nuevo ejemplo bien interesante, pues apuesta a la creación de alternativas de empleo de medio tiempo. Se trata de un proyecto de trabajo colaborativo dentro de la industria de mercadotecnia y la de investigación de mercados. Una iniciativa desarrollada desde hace seis años por el consorcio mexicano UPAX, que lidera Cecilia Fallabrino.

Upaxer es una aplicación digital a la cual puede conectarse cualquier usuario para realizar tareas de recopilación de datos de mercado. Con ello, empresas y hasta partido políticos obtienen información de mercado en tiempo real. El usuario de la aplicación puede trabajar desde su propio teléfono, asumiendo labores que se enlistan en el sistema. Es como tener enormes cuadrillas de investigadores de campo en tiempo real y disponibles para hacer una chamba en los espacios libres.

Upaxer es la primera de su tipo en México y tiene ya presencia en los 32 estados del país, con casi 3 mil usuarios disponibles y en tiempo real. El ingreso promedio de un usuario de UPAX, por 12.4 horas al mes, es de 2 mil 677 pesos, es decir, 18 por ciento más que el salario mínimo. Interesante, ¿no?

¿Y la interconexión IP, apá?

Con tanto rollo derivado de la Red Compartida y asuntos pendientes de la reforma en telecomunicaciones tal vez ya no recuerdas otros asuntos. Una de las medidas impuestas al preponderante de telecomunicaciones fue la implementación de una forma más moderna de interconexión. El chiste era usar el protocolo de internet (IP) para que las llamadas de voz sean datos y con ello mejorar el servicio y su calidad. Se supone que la interconexión IP en México, Guadalajara y Monterrey debería estar lista desde el 17 de noviembre de 2015. Pero ya pasaron 18 meses desde la emisión de las medidas y la interconexión IP no avanza. ¿Será que es una nueva forma de resistencia del preponderante? ¿Acaso ya opera esta interconexión, pero nadie lo sabe? Fail.

hugo.gonzalez@milenio.com

Twitter: @hugogonzalez1