Tecno empresa

Doce uvas

¿Ya tienes lista la sidra y las copas? ¿Qué tal las uvas? ¿Las serpentinas, los globos, la música, el vino? ¿Los chones rojos, las lentejas, las maletas en la puerta? ¿Todo listo para que cerremos el año y comencemos 2015?

Yo ya estoy listo y como la verdad cuando dan las 12 campanadas siempre me atraganto con las 12 uvas, más aún si tienen semillas, he tomado la costumbre de enlistar previamente mis deseos, tanto públicos como privados, para que no falte tiempo y puedan cumplirse.

Por eso hoy tengo 12 deseos para ti, mi querid@ cómplice de página que tienes la mala o sana costumbre de leerme y confiar en que siempre tengo algo interesante o divertido que contarte.

El primero es que mi México pueda recuperar la paz y armonía que perdimos desde hace varios años. Segundo, que la situación económica del país deje de ser tan precaria y que el tipo de cambio vuelva a estar más cerca de 14 que de 15 pesos.

Tercero, que las dichosas reformas estructurales no tengan un efecto búmeran sobre la estabilidad y las finanzas de las familias, pues aunque en el papel pueden ser atractivas, en la práctica pueden darnos un golpazo.

Cuarto, que las autoridades y jerárquicos de este país puedan poner en marcha esas mismas reformas con todo el tendido reglamentario que se necesita. Quinto, que bajen los impuestos (¡ay ajá!), pues la reforma fiscal debilitó a todos los sectores productivos. Sexto, que no te creas las promesas de los candidatos a gobernadores, diputados o alcaldes y des tu voto a quien haya hecho algo por ti previamente, y no vendas tu apoyo por una tarjeta Soriana o por mil pesos que después te roban. Séptimo, que aminoren las desigualdades económicas y sociales.

Octavo, un regulador de telecomunicaciones con el nivel que exigen las circunstancias, un Ifetel que tome decisiones (no consultas) y ponga orden en los mercados y operadores dominantes. Noveno, un servicio de internet masivo, de calidad y a precios accesibles para que nos podamos comunicar y entretener con decoro. Décimo, más medios de comunicación alternativos, creíbles y responsables en lo social. Undécimo, un servicio de banda ancha móvil de altísima calidad con precios razonables y que no corte las llamadas telefónicas.

Duodécimo, lo principal y más importante, que tengas vida, salud y amor para que puedas generar ese éxito económico y personal que se merecen tu familia y seres queridos.

Nos leemos en 2015. Paz.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1