Tecno empresa

Desbloqueo de celulares, ¿en qué quedamos?

Te voy a contar cómo he sido objeto de prácticas dilatorias de algunos malos empleados de ciertos operadores móviles que se niegan a cumplir con lo que se estableció en la reforma al sector de las telecomunicaciones en beneficio de los usuarios del servicio, es decir, el desbloqueo de dispositivos móviles conocidos vulgarmente como celulares.

Resulta que en mis intentos por mejorar la calidad de mi servicio quise cambiar de operador telefónico, pero seguir con el uso de un bonito Moto Rzar que los amigos de la firma fabricante Motorola me dieron a prueba hace años. El problema comenzó cuando al intentar realizar la portación me dijeron (obvio) que no podía utilizar ese aparato, pues estaba bloqueado para ser usado por la empresa en la que ya no quiero estar.

Al querer desbloquearlo ingresé a la página del operador que supuestamente puso a disposición de los usuarios una aplicación para todos los clientes que quieran tener los códigos necesarios para desbloquear el aparato; sin embargo, curiosamente, el sistema me dice que no puedo obtener los datos por esa vía y que debo acudir a un centro de atención.

Ya en el centro de atención me dicen los empleados que no pueden darme los códigos de desbloqueo porque para eso necesitan la factura del equipo, misma que no tengo; sin embargo, no me quedé con la duda y en la página del operador hice unas consultas en el chat para encontrarme con la sorpresa de que solo necesito la identificación oficial vigente y el equipo a liberar, por lo que no necesito la factura.

Entonces, en qué quedamos, ¿no que solamente se necesita el número IMEI (International Mobile Equipment Identity) para desbloquear el equipo? ¿No que ahora es muy fácil liberar los teléfonos? ¿No que este operador grandototote tiene prohibido realizar estas prácticas?

Sin embargo, lo peor no es eso, lo peor fue comprobar que los empleados de un operador más pequeñito, y que aún lo tengo en buena estima, me piden también la factura de otro equipo que intentamos liberar, cuando se supone que este operador no bloquea sus teléfonos y sobre todo porque esta misma empresa estuvo peleando mucho tiempo para que el operador preponderante no vendiera equipo bloqueado.

Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Se puede o no impedir el desbloqueo? ¿Y dónde está la autoridad? ¡Ah! Se me olvidaba, creo que están de vacaciones.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1