Tecno empresa

Credibilidad, el nombre del juego

¿De qué sirve decirte que la licitación de la televisión abierta se ve cada vez más triste si yo fuera el amigo que me bolea los zapatos? ¿Importaría algo si el señor que vende las chamoyadas en el tianguis te dice que es muy sospechosa la vaquita que está haciendo uno de los contendientes que quedan en la licitación de la cadenita? Yo creo que no, ¿pero si te lo dice alguien que asesoró a potenciales inversionistas extranjeros? Eso cambia todo, ¿o no?

No quiero decir que se suspenderá la licitación o que los postulantes se van a retirar, por el contrario; estoy convencido de que habrá ganadores, pero será un mal negocio. Pero no me creas a mí, créele a quienes, por ejemplo, tras hacer un análisis hicieron ver que la inversión inicial puede ser de 400 a 600 millones de dólares y que pudiera llegar hasta mil 500 mdd si Televisa deja de ser preponderante, eso sin contar los costos de operación anual mínimos de 100 millones de dólares. No me creas a mí, créele a los que saben.

Es que el nombre del juego se llama credibilidad, pues ya lo dijo el señor secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en su entrevista publicada en el Financial Times y que oportunamente replicó ayer MILENIO: una expansión económica requiere instituciones creíbles, justicia y transparencia.

Por eso también creo que es un acierto, aunque a algunos les parezca muy caro, la firma del convenio entre la OCDE y la SCT para establecer prácticas de contratación y licitación de obras de escala mundial. Eso sirve para darle certidumbre a los mexicanos acerca de la gestión del presupuesto para esta obra y permite obtener metodologías probadas internacionalmente que pueden usarse en otras licitaciones públicas de todos los sectores. ¿Sabías que la corrupción y la opacidad tienen costos ocultos que muchas veces generan sobreprecios que pueden llegar hasta 20 por ciento del costo de la obra?

Y por último, ¿hay algo más transparente que internet? Por eso destaca el lanzamiento de un nuevo cotizador en línea de la aseguradora AIG, que lleva aquí Marcelo Hernández, el cual permite comprar seguros desde cualquier dispositivo móvil de una manera fácil, segura, rápida y confiable. Así, la mayor aseguradora del mundo apuesta al gran déficit en cobertura de seguros, pues apenas 5 por ciento de los mexicanos tiene asegurada su vivienda y solo tres de cada 10 vehículos cuentan con protección. Tan tán.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1