Tecno empresa

Compus para Pemex, ¿sobreprecio o ardor?

El viernes pasado te comentaba de José Antonio González, director de Pemex, por haber tumbado la licitación para comprar 51 mil computadoras. Se trata del concurso para suministro, instalación y puesta en operación de equipos de cómputo para Pemex, subsidiarias y filiales. Hay quienes pensaban que la licitación CAA-GCSSS-SESC-I173-2015 ya la tenían en la bolsa porque los más grandes se durmieron y no la vieron.

A partir de que Pemex y CFE son empresas productivas del Estado ya no tienen la obligación de publicar sus convocatorias en el Diario Oficial de la Federación, por ello esa licitación de la petrolera solo fue subida a su portal. Eso sucedió, supuestamente, el 9 de diciembre de 2015 y por eso muchos no la vieron. Únicamente participaron tres empresas, de las cuales, me dicen, solo hay una competencia de membrete, pues son puros cuates. Lo anterior explica también por qué no participaron en este concurso todos los integradores grandes.

Se dice que quienes se quejan lo hacen por ardor y que el esquema de comprar computadoras generará un ahorro importante a la ex paraestatal. Sin embargo, el dilema no es solo si Pemex se está ahorrando una lana (lo dudo) con la compra y no la renta de las computadoras. El problema es que se estaría pagando un sobreprecio.

Quienes saben de eso me dicen que las computadoras que pagaría Pemex en 2 mil dólares realmente valen 450 dólares en el mercado. Ese es el quid del asunto. El colmo es que, como se trata de un contrato de compraventa, el ganador puede entregar a Pemex los equipos y bye bye. Si a los 40 meses dejan de funcionar, se averían o se vuelven obsoletas: sorry, Pemex, te quedas con chatarra tecnológica.

Se supone que mañana se daría el fallo final y después de posponerlo seis veces creo que esa licitación ya se cayó.

Por cierto, hay quienes también se quejan de que el proyecto de seguridad informática en la SEP ahora se ha complicado. Afirman que hay una especie de hermano incómodo relacionado en la entrega de contratos, pero de ese asunto luego te platico.

SIGUEN LOS NERVIOS

Sobre el asunto de los nulos efectos de las reglas especiales impuestas al preponderante en telecomunicaciones siguen los nervios. Muchos tomaremos infusión de tila, pues vemos con preocupación que el @IFT_MX podría salir con una tibia decisión salomónica. Algunos me dicen que el Instituto Federal de Telecomunicaciones apunta hacia la decisión fácil de mantener la preponderancia y la regulación. Esto sería un grave error. Está claro que esto no ha servido de mucho. Algunos creemos que el Ifetel debe hacer una revisión abierta, transparente y apegada a las mejores prácticas posibles. Para que luego nadie salga con que a Chuchita la bolsearon.

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1