Tecno empresa

Cabify y sus detractores

¡Uy sí! Seguramente estabas bien preocupado preguntándote qué habrá pasado con este wey que no escribió nada el lunes pasado, pero no pasa nada, solo tomé unos días de descanso y ahora vuelvo a la carga.

Vuelvo con algunos temas que se me habían quedado en el tintero, como la polémica que levantó entre ciertos lectores mi texto sobre el servicio de Cabify, la empresa que ofrece taxis mediante una aplicación de smartphone.

Cuando escribí sobre el servicio recibí un correo electrónico de alguien que habla pestes de Cabify y que sabe, con pelos y señales, cómo opera la empresa. Por ello volví a consultar con Edgardo Rivera, director de la operadora en México, varios de los señalamientos que me llegaron en ese correo.

Primero me dicen que se trata de una minicompañía o de un grupo de personas déspotas, con nombramientos rimbombantes, quienes se han encargado de llevar a Cabify a estancarse en el manejo de logística, pues pides un vehículo y te mandan el que quieren, y aunque el sistema te dice que llega en cinco minutos, tarda 20 o más.

Al respecto, Edgardo me dice que el sistema detecta al taxi que se encuentra más cercano, dependiendo de la geolocalización y de la zona en la que se asigna al conductor, quien, por cierto, puede elegir la zona de acuerdo con su experiencia, con lo cual se vuelve en un especialista en esa zona; no obstante, aclara que los choferes pueden elegir su manera de trabajar, es decir, pueden ser operadores de itinerario fijo o variable, con lo cual cambia de manera importante la cantidad de servicios que pueden realizar al día.

Eso neutraliza un poco el argumento de mi lector, quien afirma que solo trabajan quienes están con ellos, porque hay carros que no hacen un servicio por día y otros que hacen hasta ocho, y dependiendo el día te pagan por variable o por fijo y curiosamente el sistema designa los mejores servicios para los cuates.

Me falta espacio, pero mi lector dice que Cabify no tiene choferes con experiencia, mucho menos capacitados para el puesto, pues solo te preparan para saber usar la aplicación, además de que usan un intermediario fiscal, el cual formaliza a los choferes; sin embargo, en este caso, y como lo siguiere Edgardo, lo mejor es probar el servicio y calificarlo. ¿Le entras?

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1