Tecno empresa

Atoleros, vitroleros y SAP, con problema gordo

Según un estudio patrocinado por la cervecera Heineken, los millennials consideran que es cool beber con moderación. La mayor parte de los jóvenes que se va de antro cree que ser mala copa está del nabo, pues ya cuidan mucho su reputación. Les preocupa mucho la calidad de lo que beben, pero... ¿les interesan las calorías?

No creo, aunque espero que ahora lo pensarán mejor cuando se enteren de que beber agüitas frescas y atolitos no es tan cool. De acuerdo con un estudio publicado por la revista científica Journal of Nutrition en 2014, tu agüita de limón con chía no es tan innocua. Encontró que los mayores consumidores de aguas frescas son las personas mayores a 20 años.

Dice que ese grupo poblacional consume un total de 213 calorías diarias al tomar aguas frescas. Esto se asemeja mucho al consumo de 207 calorías diarias proveniente de los refrescos en este mismo segmento. O sea, tomarte tu agüita de melón es peor que entrarle a una soda normal.

Pero ese mismo estudio señala que quienes consumen atole aportan a su alimentación diaria 801 calorías provenientes de esa bebida. Es decir, todo buen Godínez que consume su atolito gana 400 por ciento más calorías que un refresco. Por eso, los vitroleros de agua fresca y los jarros de atole tienen un problema gordo. Deberían aplicarles su respectivo IEPS, ¿no?

Otra que tiene un problema gordo, pero del cual estoy recabando más información, es la firma de tecnología SAP. Varias empresas me confirman lo que se ha publicado en torno a que la alemana se encuentra en fuertes conflictos con varios de sus partners. De hecho, aseguran que el diferendo está a punto de llegar a tribunales civiles y hasta penales, pues las negociaciones no prosperan. Esos partners alegan que SAP competía contra ellos mismos y que falseó información sobre posibles clientes y ventas. Ya veremos.

CASI ALCANZA EL TIMBRE

Es callada, tímida, inocente y tiene la mirada... Será un fraude si no tocan esa rola de los Ángeles Azules en la fiesta por los 17 años de EMA. No es mi sobrina ni mi vecina, es la Entidad Mexicana de Acreditación, que preside José Antonio Cifrián. Este mes celebra su 17 aniversario de operaciones. Durante ese tiempo se ha consolidado como la institución responsable de acreditar a los organismos verificadores. Sí, es la estricta valedora de quienes verifican, prueban y validan las normas oficiales mexicanas e internacionales. Es quien permitió a la fecha emitir más de 4 mil certificados en diversos rubros... ¿Que si eso es el amor? (x8).

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1