Tecno empresa

Antenas y "rarezas" en Los Cabos

Si tienes la bonita costumbre de informarte los fines de semana en MILENIO Televisión, posiblemente me viste en una cápsula tirando un rollazo sobre la instalación de antenas de telecomunicaciones en varias ciudades del país, las cuales no gustan a varios vecinos, pero que les ofrecen muchos beneficios.

Como te decía en ese espacio, varios mexicanos consideran que instalar una antena de telecomunicaciones cerca de sus hogares es como recibir una condena a muerte, pues creen que se ve fea (en el caso más amable) y afecta su salud; hecho que han aprovechado algunos líderes políticos, quienes no solo utilizan la oportunidad para extorsionar a las empresas instaladoras de los equipos, sino también para sacar dividendos electorales, al presentarse como defensores de la ciudadanía.

Es más, la semana pasada el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones se pronunció muy políticamente en favor de supeditar los intentos normativos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a la regulación federal, pero como yo no soy político y no tengo filias partidistas, puedo decirte que, por ejemplo, en Baja California Sur, concretamente en la región de Los Cabos, operan singulares personajes que se dedican a cobrar derecho de piso a las empresas que intentan instalar una antena de telecomunicaciones.

Probablemente vives por esos rumbos y ya conoces esa práctica e identificas los personajes que se dicen cercanos al presidente municipal de Los Cabos, José Antonio Agúndez Montaño; sin embargo, me parece oportuno levantar la mano y decir: “árbitro, eso es falta”, para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (y no sé qué otra autoridad) ponga atención a lo que sucede en Los Cabos o en otras partes del país, pues hasta se han dado el lujo de cobrar un impuesto local por cada metro de infraestructura colocado.

Mientras tanto, a ti, como usuario de telecomunicaciones, te pido que no te dejes engañar, porque las antenas no provocan daños a la salud, y si acaso los causaran es porque es reducido el número de ellas. Tal vez no lo sepas, pero la tecnología LTE necesita un mayor número de antenas para dar el servicio, pero con una potencia mucho menor respecto a las que se están sustituyendo.

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1