Gajes del orificio

2015: un recuento

Mejor disco: The Expanding Flower Planet, de Deradoorian.

Mejor canción: "Lonesome Street", de Blur. Mejor disco de rock: Policy, de Will Butler.

Mejor disco de art rock: Carrie & Lowell, de Sufjan Stevens.

Mejor disco de alt-rock: I Love You, Honeybear, de Father John Misty.

Mejor disco de alt-folk: B'lieve I'm Goin Down, de Kurt Vile .

Mejor disco de rock clásico: Crosseyed Heart, de Keith Richards.

Mejor disco experimental: Vulnicura, de Björk.

Mejor disco de hip-hop: To Pimp a Butterfly, de Kendrick Lamar

Mejor disco de rockpop: Girls in Peace Time Want to Dance, de Belle and Sebastian.

Mejor disco de rock progresivo: Rattle That Lock, de David Gilmour.

Mejor disco de metal: Sol Invictus, de Faith No More.

Mejor disco de electrónica: Hairless Toys, de Róisín Murphy.

Mejor disco de avant-garde: Elaenia, de Floating Points.

Mejor disco de alt-country: Down to Believing, de Allison Moorer.

Mejor disco de blues: Don't Lose This, de Pops Staple.

Mejor disco de jazz: Afrodeezia, de Marcus Miller.

Mejor regreso: Paul Weller con Saturn's Pattern.

Mejor reedición discográfica: The Days of Wine and Roses, de The Dream Syndicate.

Peor disco: Empate técnico entre Drones, de Muse, y A Head Full of Dreams, de Coldplay.

Mejor película de rock: Love & Mercy de Bill Pohlad.

Mejor documental de rock: The Wrecking Crew, de Denny Tedesco.

México:

Mejor disco: La especie del ojo funky, de Sr. Mandril.

Peor disco: Empate técnico entre Amor supremo, de Carla Morrison, y Todo Fine, de Juan Cirerol.

@hualgami