Gajes del orificio

The Sonics, 50 años después

En 1965 eran la agrupación más ruda y salvaje que pudiera concebirse. Su sonido crudo y agresivo no daba concesiones y no solo pueden considerarse como los padres del garage rock (mucho más que contemporáneos suyos como MC5 o The Troggs), sino el antecedente de gente como Iggy Pop, The Clash, Social Distortion o los Ramones.

Aunque solo tuvieron un gran éxito (su inmortal cover a "Have Love Will Travel", de Richard Berry, con su inconfundible riff) y muchos pudieron considerarlo como un grupo de los llamados one hit wonder, en realidad The Sonics (formados en Tacoma, Washington, en 1960) crearon no solo una escuela, sino todo un subgénero que influyó tanto al punk de los 70 como al grunge de los noventa.

Sus dos únicos álbumes de larga duración (Here Are the Sonics!!!, de 1965, y Boom, de 1966) permanecieron en el olvido durante casi medio siglo y muy pocos especialistas los han considerado a la hora de escribir sus diversas historias del rock. Para muchos, es como si los Sonics jamás hubiesen existido.

He aquí sin embargo que, 50 años después de su primer larga duración, el quinteto ha regresado con tres de sus integrantes originales, convertidos en orgullosos septuagenarios y potentísimos rocanroleros. En efecto, Gerry Roslie (teclados y voz), Larry Parypa (guitarra) y Rob Lynd (sax), acompañados por una nueva sección rítmica compuesta por Freddie Dennis (bajo) y Dusty Watson (batería), grabaron en 2015 un disco sorprendente por su fuerza, su energía, su autenticidad y su frescura.

This Is the Sonics (Revox) es un álbum asombroso por su austeridad rasposa y su producción casi monoural. No es una obra que recoja sus viejas canciones, sino que todo el material es nuevo, incluidos sus sensacionales versiones a "I Don't Need No Doctor", de Ray Charles y "The Hard Way", de los Kinks, además de temas originales tan buenos como "Be a Woman" o "Bad Betty". Tal vez la voz de Roslie ya no sea la misma, pero el sonido es tan garagero como en 1965 y la energía que el grupo despliega resulta impactante.

Rocanrol en estado de absoluta pureza. 

@hualgami