Gajes del orificio

¡Salvajemente sonidero!

Ay, el Vive Latino, Cuando muchos pensábamos que el tropezón del año pasado, en que a los organizadores se les ocurrió incluir al grupo de cumbia Los Ángeles Azules, iba a quedar como un mal chiste o un hecho meramente anecdótico, resulta que, lejos de eso, se trata una estrategia claramente planificada.

La semana pasada se anunció el elenco de lo que será la versión 2014 del festival y si bien hay agrupaciones de primerísimo nivel (aunque de latinas tienen lo que la CNTE de pacifista) como Nine Inch Nails, Primal Scream o Arcade Fire, la tendencia grupera y guapachosa no solo persiste, sino que crece y se reproduce, con la presencia de Los Tigres del Norte y de algunas expresiones sonideras de nombres tan rocanroleros como Pablito Mix y Sonido Sonorámico.

 Convertido en un híbrido elefantiásico y populachero y bajo el pretexto de que “somos un festival de cultura hispanoamericana”, el Vive (como le dicen algunos cursis) lleva la promiscuidad musical a su máxima expresión y lo que en sus orígenes era un festival de rock, se acerca cada vez más a transformarse en un gran tíbiri que nada tendrá que envidiar a los que sabrosamente se organizan los fines de semana en La Merced y Pantitlán. Algo que quizá ni La Maldita Vecindad, en uno de sus sueños más húmedos, se hubiese atrevido a proponer.

Por supuesto, el público cautivo (y pasivo) acepta todo sin chistar y hasta se entusiasma jubiloso. Ya veo a hipsters, darketos, punks y metaleros en hermandad rocker, al tiempo que entonan a voz en cuello la de Jefe dejefes o mueven el bote ante los ritmos primarios de Sonido Super Chango (sic).

El Vive Latino es un signo de dónde está eso que en México se sigue llamando rock y que es cada vez más un ente lamentable en el que se entremezclan sin pudor el pop, la cumbia, el reggaetón, el bolero, el mariachi y la música grupera. Un rock en el que no existe el rock. Representado por rockeros de la talla de Carla Morrison o el grupo Enjambre (quienes por cierto esta vez quedaron fuera del elenco).

Tal vez llegó la hora de cambiar el apelativo del Vive y haya que empezar a llamarlo el Aí muere.

http://twitter.com/hualgami