Gajes del orificio

1965

A principios de año apareció el libro 1965: the Most Revolutionary Year in Music, escrito por el musicólogo californiano Andrew Grant Jackson, quien plantea que al año quinto de la década de los 60 es el que marcó el verdadero cambio hacia la madurez en la historia del rock, sobre todo porque se pasó del reinado del disco EP, de dos o cuatro canciones, al imperio del LP, de 33 revoluciones por minuto, lo que permitió el surgimiento de maravillas discográficas como el Rubber Soul de los Beatles, el Highway 61 Revisited de Bob Dylan y el Aftermath de los Rolling Stones, entre muchos otros. Claro, todo ello combinado con las transformaciones culturales, políticas y sociales de la llamada década dorada.

Pero, ¿cómo se vivió eso en México? ¿Cómo se transformó la música en general y el rock en especial en un país dominado por una sociedad cerrada y ultraconservadora, un partido hegemónico y justo cuando el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz llegaba a su segundo año? No de la manera como se vivía en el resto del mundo, eso es definitivo.

Si revisamos lo que sucedía musicalmente en nuestro país en el año 65 del siglo pasado, la cosa resulta bastante desoladora.

Para empezar, fue el año en que la cumbia llegó con todo (igual que hoy, medio siglo después) y en los ámbitos musicales y los medios de comunicación casi no se hablaba de otra cosa que de los éxitos de Mike Laure (“Tiburón a la vista”,  “La rajita de canela”), mientras que Pablo Beltrán Ruiz se hacía llamar Mr. Cumbia. Asimismo, el programa televisivo “de rock” Premier Orfeón era desplazado por el pesadillezco (me acuerdo de él y me dan escalofríos) Estudiantinas que estudian, en el que se promovía la imagen del joven bien portado, bien vestido, de cabello corto y de nobles sentimientos. Un horror, pues.

Lo más roquero eran los Hermanos Carrión con “Lanza tus penas al viento”, los Johnny Jets con “Es Lupe”, Los Hitters con “Amarrado”, los Rockin’ Devils con “Perro lanudo” y Las Hermanas Esqueda con “Para mi cumpleaños quiero un Beatle” (¡lo juro!).

¿1965 un año revolucionario para el rock? En México, de plano, no.

http://twitter.com/hualgami