Cámara húngara

Tendencias de la moda "progre" 2014

14 años de MILENIO Diario, 14 años en MILENIO Diario.
Felicidades a toda la familia milenaria.

Cuando en la moda se habla de tendencias es porque cierto tipo de atuendos (eso que hoy llaman outfits) y cierta clase de aspectos (eso que desde hace tiempo llaman looks) se impondrán (literalmente) en los gustos de los consumidores de los más diversos chunches, trapos y boberías. Las tendencias son determinadas por unos pocos para ser adoptadas acríticamente por muchos. Así ha sido a lo largo de la historia de la humanidad: unos cuantos deciden y las multitudes acatan y obedecen sin chistar.

Pero no se crea que esto es privativo del consumismo o una característica exclusiva del llamado capitalismo salvaje. Una mirada atenta a las redes sociales en México permite advertir que también entre nuestra clase progre se imponen tendencias y que las masas conscientes y revolucionarias que la conforman las acatan y obedecen cual quinceañeras lectoras de revistas para teenagers histéricos. Es por eso, por ejemplo, que todos los miembros del izquierdismo new age mexicano poseen la misma visión de las cosas, gritan los mismos lemas, emplean las mismas frases hechas, manejan los mismos argumentos y repiten ad náuseam las mismas arcaicas consignas. Sus líderes se encargan de crear ciertas percepciones y ellos se las tragan como pildoritas que los hacen ver todo de un mismo color y en una sola dimensión.

En estos días, sin embargo, se percibe en esas mismas redes sociales un cierto cambio en las tendencias otoño-invierno de la moda militante. Hay ahí un dramático descenso en el gusto por el pejismo cool y empieza a surgir una preferencia por el neozapatismo chic que, luego de 20 años, parece volver por sus fueros.

Las modas siempre regresan. Chiapas es trending topic, igual que el subcomandante Marcos. Los usuarios izquierdosos de las redes ya repiten palabras como “caracoles”, “comunidades indígenas”, “pasamontañas”, “dignidad rebelde”, etcétera.

Así que si es usted progre y no se quiere quedar atrás, ya sabe cuál es la tendencia para este 2014: ¡a cambiar el outfit y adoptar el nuevo-viejo look de la guerrilla light!

El neozapatismo rules: ¡wow!

http://twiter/hualgami