El país de las maravillas

Una alianza preocupante

Dijo Ivonne Álvarez que a ella le preocupa poco la alianza que anunciaron pero aún no formalizan Fernando Elizondo y Jaime El Bronco Rodríguez Calderón. Bueno, a lo mejor a ella no le mortifica, pero vale más que sí le preocupe a sus estrategas y analistas, porque el tiempo se acorta y la situación es absolutamente inédita.

Los entrenadores de futbol dicen muchas veces, en vísperas de un partido ante un rival que va muy abajo en la tabla, que no hay enemigo pequeño. Y dicen bien, porque muchas veces el enano sale mandón y los envía de regreso con el rabo entre las patas. La candidata de la Alianza por tu Seguridad haría bien en sí preocuparse para optimizar el impacto de su propia campaña.

¿Por qué? Porque si bien es cierto que la anunciada alianza desencantó a unos y a otros les despertó una desconfianza que no sentían, dada la incompatibilidad natural entre los aliados, también es cierto, por otra parte, que una coalición así derrumba algunas objeciones que se le ponían al candidato que se supone independiente. O por decirlo en términos que ya circulan mucho por las redes sociales, a estos huevos ya les salió coco.

El anuncio de la alianza ha tenido otro efecto peculiar: ha obligado a políticos de antaño y hogaño a salir al quite para declarar lo que no ha sido más que obviedades. Si eso no es miedo, ¿qué es?

Luis Santos dijo que la alianza no es garantía de más votos. ¿Y luego? Si así fuera, ¿por qué sale a declararlo un panista? La única explicación es que teme que su candidato se quede más rezagado en los siguientes días. Y el Coco Coindreau dice que la alianza será efímera, a pesar de que así es la naturaleza de las alianzas, como bien puede decirlo el PAN, que también ha ido a muchas elecciones en fórmula con otros partidos.

Otro panista, el líder estatal José Alfredo Pérez Bernal dijo que la alianza es un engaño porque no se puede cogobernar, como si alguna vez hubieran dicho semejante sandez.

¿Quién podría decir en estos momentos si la alianza anunciada tiene viabilidad en la ejecución? Nadie. Está claro que es una apuesta nacida de la evolución de las campañas, y mal hacen quienes la rechazan habida cuenta de que en el pasado y en el presente tanto PRI como PAN compitieron y compiten en alianzas. Lo diferente es la personalidad de estos aliados, que es para preocupar a cualquiera. Y que también debería preocupar a Ivonne.

horacio.salazar@milenio.com