Con todo respeto

Mas vale gordos y felices, que ricos y estudiados

Hace un año, según el organismo los mexicanos también se decían pobres pero felices, ubicándose en el penúltimo lugar del Índice para una vida mejor  en 2013.

Se dio a conocer el Índice para una Vida Mejor 2014 que realiza año con año la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y en resumen, los mexicanos se asumen pobres, están gordos, pero son más que felices. Ni el desempleo ni el bajo nivel educativo y tampoco los escasos ingresos minimizan el ánimo de los mexicanos. Todo lo contrario, ocho de cada 10 dijeron estar más satisfechos, tener sentimientos de gozo y paz, y además sentirse orgullosos de sus logros… al menos, así lo afirma el índice de la OCDE, que dicho sea de paso, vale la pena recordar que es dirigida -y desde hace ocho años-, por un mexicano: José Ángel Gurría, ex secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores en el sexenio del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Asimismo, se informa que el 82% de los mexicanos dice tener más experiencias positivas que negativas como dolor, preocupación, tristeza y aburrimiento. Esta cifra es mayor que el promedio de los 36 países integrantes de la OCDE, que es equivalente a 76%. Entre tanto, en México el ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita es de 167 mil pesos al año, cifra por debajo del promedio de la OCDE que es de 311 mil pesos anuales.

Pero la brecha entre los más ricos y los más pobres es considerable, aseguró el organismo internacional, ya que la población situada en el 20% superior de la escala de ingresos gana cerca de trece veces lo que percibe la población que ocupa el 20% inferior.

Y en términos de empleo, alrededor de 61% de las personas entre 15 y 64 años en México tienen un trabajo remunerado, cifra menor que el promedio de la OCDE, que es de 65%. De hecho, en nuestro país la gente trabaja 2 mil 226 horas al año, cifra por encima del promedio de la OCDE, de mil 765 horas. Así también, casi 29% de los empleados tienen un horario prolongado de trabajo, cifra mucho mayor que el promedio de los demás países considerados en el estudio, que es de 9%.

En el rubro educativo, los números son más que preocupantes: en México, 36% de los adultos entre 25 y 64 años ha obtenido el equivalente de un certificado de educación secundaria, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE, que es de 75%. Con todo y esto, los mexicanos se sienten satisfechos de sus condiciones actuales vida.

Hace un año, según el organismo los mexicanos también se decían pobres pero felices, ubicándose en el penúltimo lugar del Índice para una vida mejor  en 2013, pero en el rubro Satisfacción ante la vida, que busca medir la felicidad, los mexicanos estaban entre los primeros lugares.

En aquel reporte México tenía los peores niveles de calidad de vida entre los países de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo por arriba de Turquía y debajo de otros países latinoamericanos como Chile y Brasil. De hecho, de acuerdo con el Índice  2013 los niveles más bajos para el país eran la seguridad, la educación, el empleo y el ingreso. Sin embargo, para el país el índice de satisfacción fue uno de los más altos, pues a decir de la OCDE, hace un año: “los mexicanos están (estaban) más satisfechos con su vida que el promedio de los países que integran la OCDE.

En aquella encuesta, los habitantes de cada país le asignaron un valor a los temas de acuerdo a su importancia; en el caso de la inseguridad, los niveles marcan 0%, lo que denota la insatisfacción de las personas en ese rubro. “La inseguridad individual fue un factor determinante para el bienestar de las personas, y en gran medida se refiere al riesgo de que sean víctimas de un asalto físico o de otro tipo. “El mayor impacto que el delito tiene en el bienestar de las personas es la sensación de vulnerabilidad que les infunde”, detalló el organismo.

Curiosamente, en el reporte 2014 poco se destaca sobre el tema de la violencia y la inseguridad del país. Claramente, lo que reflejó el Índice 2013 fue el estado de ánimo de los mexicanos durante 2012, es decir: durante el último año del sexenio anterior, de origen panista. Ahora, el índice 2014 también refleja el ánimo del mexicano, pero esto durante el primer año de gobierno actual, y de origen priista.

con.todo.respeto@live.com