Con todo respeto

Si así fue el 2014...

Fue así como el año pasado, los tres principales grupos financieros, BBVA Bancomer, Banamex y Santander, obtuvieron ganancias por un monto conjunto de 41 mil 607 millones de pesos, más de dos terceras partes, 68%, de las generadas por el total del sector, integrado por 21 controladores.

Terminó el año y la economía mexicana no mejoró; durante este 2014 en que hubo una clara reducción del gasto gubernamental federal, un ominoso crecimiento del valor del dólar frente al peso, un incontenible incremento al costo de la gasolina en el país, intrascendentes intentos de apoyar a pequeños y medianos empresarios, así como el aumento de pobres en México, y ello sin considerar las infinitas desgracias que con todo y las reformas se hicieron presente en el día.

Así,  pesar de ello, se reportó que durante el año pasado los grupos financieros asentados en el país, nacionales y extranjeros, registraron una ganancia superior al 18%, comparado con el 2013, lo cual representa que sus utilidades resultaron ser cinco veces mayores al crecimiento nacional esperado.

Dicho en cifras económicas, las 21 entidades financieras operaron 61 mil millones de pesos en el primer semestre del año y sus activos sumaron más de 6 mil millones de pesos, equivalentes al 42% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, con base en los datos reportados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México, (CNBV).

Los afortunados ganadores de tales ganancias son el conjunto de grupos financieros que opera en México, entes controladores de bancos, casas de bolsa, casas de cambio, gestoras de fondos de pensiones y arrendadores financieros, que han proliferado en los últimos tiempos, entre otros tantos  intermediarios y, también, beneficiarios.

Fue así como el año pasado, los tres principales grupos financieros, BBVA Bancomer, Banamex y Santander, obtuvieron ganancias por un monto conjunto de 41 mil 607 millones de pesos, más de dos terceras partes, 68%, de las generadas por el total del sector, integrado por 21 controladores.

Al respecto, vale la pena señalar que los tres primeros controladores financieros, medidos por su generación de utilidades son de origen extranjero: BBVA Bancomer, que en el primer semestre acumuló ganancias por 22 mil 104 millones de pesos; Banamex, con utilidades por 10 mil 643 millones, y Santander, con 8 mil 860 millones. Así también, se ubicaron dos entidades de origen mexicano: Banorte, con 6 mil 413 millones de pesos de utilidades en el primer semestre de este año e Inbursa, con 5 mil 91 millones de pesos. El sexto y séptimo sitio entre los principales grupos financieros generadores de ganancias también son para entidades de origen extranjero: HSBC, con 2 mil 60 millones de pesos, y Scotiabank, con mil 507 millones de pesos, en ambos casos en el primer semestre del año.

Los 21 grupos financieros que operan en el país tienen activos por 6 billones 282 mil millones de pesos, cantidad que equivale a 42% del producto interno bruto del país, valuado en 14.5 billones de pesos. En comparación con junio de 2013, los activos de estas controladoras crecieron 4.9% En una situación semejante a la que ocurre con las utilidades, 57% de los activos está concentrado en tres grupos, aunque en este caso participa uno de origen nacional: BBVA Bancomer, con 22%; Banamex, 19.8 y Banorte, con 15.3%, según los datos proporcionados por la CNBV.

Con estos datos vale la pena recordar las cifras que de una agencia norteamericana que realiza estudios sobre la riqueza de quienes ostentan más dinero en el mundo, quien afirmó que México cuenta con una población de 145 mil millonarios y 2 mil 540 multimillonarios. De hecho, en aquel reporte, la firma investigadora precisó que dichos mexicanos poseen una fortuna de 736 mil millones de dólares, lo que equivale a 43 por ciento de la riqueza total individual del país donde hay cerca de 118 millones de habitantes, y de éstos, 147 mil quinientos cuarenta son millonarios, lo que representan al 0.001 % de la población nacional, entonces, el 99.998 % no son millonarios... y así como están las cosas, probablemente nunca lo serán.

En contraste, también resulta oportuno evocar las cifras que dio el Consejo Nacional de Evaluación de la Política y Desarrollo Social, (CONEVAL), las cuales señalan que en México vive en pobreza 45.5 por ciento de la población, es decir: 53.3 millones de personas, 500 mil más que en 2010, con base en la presentación de los resultados de la Medición Multidimensional de la Pobreza.

Con todos estos datos no resulta difícil imaginar por qué está el país como está en materia económica, y mejor aún: imaginar quiénes han permitido que esto sea así, y no es precisamente debido a los “acumuladores de dicha riqueza”, sino a los permisionarios de tales “oportunidades”... las que el país da a un sector de la sociedad tan, pero tan reducido como el beneficiado.

con.todo.respeto@live.com