Con todo respeto

Ya ni “piter”

Diversas polémicas ha suscitado la flagrante negativa del Senador Armando Ríos Piter a la postulación como precandidato del PRD para el gobierno de Guerrero. Ciertamente, el grueso de las polémicas no giran en torno a un porqué no habrá querido, no. La controversia está basada en el motivo que dijo Ríos Piter tener, y que hizo público al reconocer que rechazó la oportunidad porque “le pidieron pactar con Angel Aguirre”, el gobernador con Licencia de Guerrero, a quien virtualmente destituyeron del cargo por el caso de la desaparición de los normalistas en Iguala.

Sin embargo, la controversia no es sólo ésa, sino que, además, según dicen los que saben, Piter representa una de las oportunidades más claras como candidato del PRD al gobierno del estado, especialmente, frente al resto de los precandidatos de su partido, entre quienes figuran Luis Walton, actual Alcalde de Acapulco, y Beatriz Mójica, fundadora del partido en el estado y vehemente aspirante a la gubernatura desde hace tiempo, pero claramente desde que empezó la crisis reciente del estado, en la figura de Aguirre.

Entre todo esto, Ríos Piter dice que, simplemente, no quiere pactar nada con Aguirre, pues no considera que haya porqué asegurarle protección política, y menos si el propio partido se lo pide… faltaba más! Paradójicamente, quien a decir del todavía Senador le pidió establecer esa alianza con Aguirre, Jesús Ortega, ahora, este último le está pidiendo al primero que si le sabe algo a Aguirre, pues que lo denuncie… o lo que es lo mismo: y si no le sabe nada, pues que no haga olas.

Lo que está clarísimo, es que en el PRD sino es Juana es Chana, y que simplemente no saben conciliar en lo verdaderamente medular, que es el destino político de sus actores y la trayectoria de la institución que, dicho sea de paso, tanto han medrado.

Ahora bien, si Armando Ríos es la persona más conveniente para que el partido postule candidato a Guerrero, y si Piter viene cosechando una carrera política, qué explica que el partido acepte su negativa y, paralelamente, que el todavía Senador haga este desdén ante las presumibles evidencias de sus posibilidades reales y las del partido en la entidad… qué?

Al respecto, y más allá de la tragicomedia que vive el PRD desde su fundación, tal pareciera que el propio legislador guerrerense oculta algo tras esta decisión, pues si bien es remotamente creíble el motivo de su negativa, también uno se pregunta: pero cómo, ahora resulta que un político no quiere pactar con otro con tanto pacto, alianza y acuerdos en lo oscurito y más allá? Si fuera el caso, no suena muy razonable su rechazo, lo que nos obliga imaginar una serie de escenarios en torno a esto. Y uno de ellos podría ser que el perredista, preocupado por la suerte del hombre a quien promovió durante su campaña y acenso al cargo como alcalde de Iguala, José Luis Abarca, de quien levantó la mano y de quien dijo públicamente haber acompañado ha hacer proselitismo de puerta en puerta, viera en esa historia una amenaza durante su remoto paso como gobernador de la entidad. O bien porque, simplemente, así como se han puesto las cosas, pues simplemente, “namás” no quiere gobernar Guerrero ahora.  Sin embargo, aún esas hipótesis, quizás tampoco serían aceptadas. En todo caso, habría que preguntarse a quién le está abriendo la puerta con ésto: a otro candidato del partido que sí acepte hacer alianza con quien sea o bien, al propio PRI que podría ser el otro remoto ganador en la elección del nuevo gobierno estatal. Curiosamente, aún así, todavía faltaría ver quién sería ese candidato del PRD y a qué precio aceptaría hacer qué acuerdos; y por otra parte, qué tanto quisiera el PRI gobernar ahora Guerrero, pues en todo caso, así como en Michoacán, nada mejor que lo haga un tercero impulsado por ellos, o como lo hicieron en Tabasco o en la propia entidad de Guerrero con Torreblanca y el mismo Aguirre, es decir mediante la figura pública de un político de “otro partido” pero nacido o creado por el PRI, y no necesariamente distante o peleado con este último partido… sino todo lo contrario.

Y a todo esto, quién diablos es Ríos Piter: él nació en Tecpan de Galeana, Guerrero, en 1973. Es Licenciado en Derecho por la UNAM y Licenciado en Economía por el ITAM; tiene además una Maestría en Seguridad Nacional en la Universidad de Georgetown y una Maestría en Administración Pública en la Universidad de Harvard. Ha ocupado los cargos de coordinador técnico en el INFONAVIT de 1997 a 1998, asesor del Secretario de Hacienda y Crédito Público José Ángel Gurría de 1998 a 2000, Subsecretario de Política Sectorial de la Secretaría de la Reforma Agraria en el gobierno de Vicente Fox de 2003 a 2005.

En 2005 el entonces gobernador de Guerrero Zeferino Torreblanca lo nombró Secretario de Desarrollo Rural del estado. Permaneció en el cargo hasta 2009, fecha en que renunció al cargo para ser candidato del PRD a diputado federal por el III Distrito Electoral Federal de Guerrero, postulación que ganó para inmediatamente solicitar licencia como diputado federal y así buscar, por primera vez la candidatura del PRD a la gubernatura de Guerrero, misma que entonces también rechazó tras la designación de Ángel Aguirre como candidato del PRD, PT y Convergencia, dando lugar a que Ríos Piter retomara sus actividades legislativas siendo nombrado Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, tras la licencia solicitada por Alejandro Encinas Rodríguez.

En 2012 fue candidato de la Coalición Movimiento Progresista, formado por el PRD, Partido del Trabajo, y Movimiento Ciudadano, encabezando la fórmula al Senado, convirtiéndose en Senador por el Estado de Guerrero, cargo que ostenta actualmente… claro: mientras el clima político, la autoridad y los intereses de grupo lo permitan… para muestra la negativa que ahora le han dado a Leonel Godoy.

con.todo.respeto@live.com