Con todo respeto

La “imperdonable“ respuesta

De todos es conocido el nuevo escándalo por el que atraviesa el Gobierno Federal, así como el país y cada uno de los mexicanos a quien termina embarrando esta situación con la bochornosa nueva fuga de El Chapo. Al respecto, han sido varias las versiones oficiales sobre un hecho, que en muy pocos días, ha dejado más dudas que claridades sobre el evento en sí, en especial la multidifundida versión de que el capo habría estado dándose un baño cuando desapareció de pronto entre la “bruma“ de un área de regaderas, zona que recientemente hemos conocido mediante el video que ya fue dado a conocer, y en el cual, además de no haber nadie bañándose, tampoco se explica como una regadera dentro de una celda podría haber generado vapores o neblinas tales como para provocar la invisibilidad del reo ante las cámaras. Una invisibilidad que hoy no se confirma.

Entre tanto, algo verdaderamente entretenido de este nuevo montaje explicativo ha sido la justa controversia a la que dio lugar el todavía Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong quien en un afán de justificar el por qué una cámara de vigilancia no pudo advertir que a alguien se lo había tragado la tierra, o en el peor de los casos; mostrar cómo alguien desaparecía detrás de un medio muro, como si se hubiera ido por el excusado, dio a entender que las cámaras tenían una “punto ciego“ y que la propia construcción de los muros del baño de la celda, atienden al respeto de los Derechos Humanos, lo cual fue interpretado como la justificación al porqué no pudo la autoridad evitar o preveer la fuga; de hecho, otra interpretación también fue la de que dicha fuga fue posible gracias a los Derechos Humanos o en colaboración con ellos, con lo cual se ganó dos rotundas y expeditas respuestas: la primera de ellas, del Comisionado Nacional y la otra, quizá la más dolorosa, de parte de Amnistía Internacional, las cuales dicen lo siguiente, respectivamente: La CNDH no establece las medidas de seguridad de los penales, y la otra dice: los Derechos Humanos no son un factor en la fuga de criminales, sino la corrupción endémica del sistema de seguridad... así, de claro y así de elegantes, ambos.

Sin embargo, hasta ahora, la respuesta que más llama la atención, es la del Presidente ante la muy atinada -hoy más que nunca-, pregunta que le hizo León Krauze a cuatro días de su recaptura el año pasado, a saber:

- L.K.: Casi el 70 por ciento de los mexicanos dice que existe una posibilidad de que se vuelva a escapar Joaquín Guzmán (El Chapo): ¿Ud., se compromete a que esto no va a ocurrir?

- E.P.: Es una obligación que tiene el Estado de México (SIC)... es más, creo yo, frente a lo que ya ocurrió en el pasado, sería eeeehh... verdaderamente algo más que lamentable, digo, es imperdonable que ahora el Estado y el gobierno tomen (SIC) las debidas providencias para asegurar el que lo ocurrido hace algunos años, se pudiera repetir... Es claro que estamos tomando providencias, es algo en lo que he insistido, bueno créeme que todos los días, eeeh al titular de Gobernación eeeh es algo que... ya se convierte, le dije... “¿y lo tienes bien vigilado, tás (SIC) seguro?”... porque evidentemente es una responsabilidad que hoy tiene a cuestas (SIC) el Gobierno de la República, el asegurar que eeeh la fuga ocurrida hace algunos años nunca más se vuelva a repetir

Veamos por partes la respuesta, a ver sí así le encontramos algo mejor que el sabor de boca que deja.

- Respuesta: “Es una obligación que tiene el Estado de México“

Aunque, seguramente habría querido decir el “Estado Mexicano“, aún así, llama la atención cómo evade la responsabilidad de asumir el compromiso como Presidente de que algo, que está en sus manos, no vaya a ocurrir, es decir: no solo no se ve responsable, sino que en todo caso, sobre todo si llegará a ocurrir, pues sería cosa del Estado Mexicano

En otra parte del diálogo se dice:

- (Otra aparte de la) Respuesta: (...) Es claro que estamos tomando providencias, es algo en lo que he insistido, bueno créeme que todos los días, eeeh al titular de Gobernación eeeh es algo que... ya se convierte, le dije... “¿y lo tienes bien vigilado, tás (SIC) seguro?”...

¿Cómo que insiste todos los días, a cuatro días de su detención del año pasado? ¿A qué claridades invisibles para la sociedad se refiere?

Y sobre sus titubeos acerca de la manera tan particular con que dialoga con su Secretario de Gobernación y no con el de la Sedena o con la responsable de la PGR, mostrando que se asegura constantemente de que otros le den las certezas que él no ofrece. En este último pasaje, un vez más, también elude la su responsabilidad.  Ya en el final de este breve diálogo, dice lo siguiente:

- (Tercera parte y última de la) Respuesta: (...) Porque evidentemente es una responsabilidad que hoy tiene a cuestas (SIC) el Gobierno de la República, el asegurar que eeeh la fuga ocurrida hace algunos años nunca más se vuelva a repetir

Más allá de los equívocos discursivos, llama la atención que siga señalando al Estado, al Gobierno de la República y a otros en las responsabilidades y certezas que él debería ofrecer y garantizar, sin dependencias.

 Finalmente, llama la atención cómo no ofreció respuesta clara y contundente que diera la certeza que un presidente debiera ofrecer ante una pregunta y un caso como el planteado. Eso sin considerar una mínima oración de bolsillo para atajar al reportero, diciéndole: por mi cuenta corre que, o de menos algo como: en mi gobierno no sería posible que... pero no, es obvio que sus certezas no le alcanzaban para tanto, quizás porque veía venir lo que ahora ya sabemos.

con.todo.respeto@live.com