Con todo respeto

Del empleo formal al empleo electoral

Hablar de empleo en México es hablar de uno de los temas más vulnerables para el Gobierno Federal y uno de los más sensibles para la sociedad mexicana en su conjunto. Y qué decir si ese tema se cruza con una jornada electoral; entonces lo ocultan aún más o lo prostituyen sin piedad.

Pero, ¿cuánta gente que ud conoce tiene un empleo formal? ¿Cuánta gente que ud conoce tiene un empleo informal? ¿Cuánta gente que ud conoce no tiene ni uno ni otro, pero hace algo para conseguir ingresos? De aquí en más, las variables sobre el tema se multiplican escabrosamente hasta delinear el temible tema que solo habla de algo: la ominosa realidad del empleo en el país.

Sin embargo, para sacudir el oscurantismo al respecto, el INEGI se pronunció en el tema recientemente para decirnos que sólo cuatro de cada 10 mexicanos accedieron a la seguridad social en el periodo trabajado que comprende de 2010 a 2015; que la situación de los jóvenes es peor, ya que sólo tres de cada 10 pueden laborar en una plaza formal que les ofrezca esa posibilidad.

Y no es cosa de quien lee el reporte. Esto así lo cuenta el documento a través del Módulo de Trayectorias Laborales (Motral), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y financiado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), presentado por sus respectivos titulares, Julio Santaella Castell y Carlos Ramírez Fuentes.

Pero eso no es todo, la encuesta arrojó que 49% de los trabajadores adultos no tuvo acceso a la seguridad social; en tanto, 68% de los encuestados reportó que es difícil encontrar un trabajo que ofrezca seguridad social. Y no es que los mexicanos prefieran sumarse a las filas de la informalidad de manera voluntaria, de hecho, afirman sus cifras, gran parte de los encuestados mencionó que prefiere tener seguridad social en su empleo, aunque ello implique realizar pagos para obtenerla.

Pero eso sí, las cifras oficiales de empleo en el país "siguen reportando incremento", dicen las instituciones y sus voceros, apoyándose especialmente en las cifras de incorporados en el Seguro, con todo y que cada día, la gente dice tener menos cobertura de asistencia social, y qué decir del sentir generalizado no solo sobre la falta de empleo, sino la exponencial pérdida del mismo, lo cual es peor aún, pues ello nos dice que los despidos, cierres o renuncias voluntarias están ocurriendo vertiginosamente en algunos sectores, de modo preocupante... veamos, nada más, a los propios medios de comunicación que cada día se hacen más y más compactos... y no solo en su estructura física, si no la humana misma.

En tanto, en el Motral, dichas condiciones de precariedad derivan en que estos jóvenes puedan estar condenados a bajas pensiones, ya que además de ingresar tarde al mercado, no cuentan con un empleo que les brinde la seguridad social, en tanto que entre las mujeres se agudiza esa situación, ya que son el grupo de la población con menores niveles de estudio y de ingresos.

Por su parte, el representante de la Consar, puso el dedo en la llaga al sostener que "resulta crítico reforzar acciones para afiliar a la población al Sistema de Ahorro para el Retiro desde una edad temprana, pues entre más se posponga el momento de ingresar al mercado laboral, más complicado será hacerlo durante la trayectoria laboral de los trabajadores".

Otro de los datos que dejó ver la encuesta es el referente a la densidad de afiliación en los últimos cinco años: 76.9%. Esto indica que de 2010 a 2015 los trabajadores que estuvieron en la formalidad alcanzaron 77 de cada 100 semanas cotizando. Paradójicamente, cuando se amplía el periodo y se le pregunta a los encuestados el tiempo que han permanecido cotizando a la seguridad social durante toda su vida laboral, la densidad de afiliación se reduce a 50%.

Al respecto, y según analistas, el inicio de la carrera laboral de los mexicanos se de a los 20 años, edad menor a la registrada en 2012, que fue de 21.3 años. En la encuesta de 2012, se observó una mayor estabilidad en el empleo. La duración por empleo aumentó de 2.9 a 3.3 años, y el número de trabajadores con un solo empleo pasó de 44 a 54%.

El inicio de la carrera laboral se da mayoritariamente en el sector primario y secundario de la economía; conforme se avanza en la trayectoria laboral, una proporción relevante transita al sector servicios. Pero el Módulo de Trayectorias Laborales, aplicado en siete mil viviendas, incluyó a trabajadores urbanos de 18 a 54 años de edad con experiencia laboral y consideró tanto trabajadores formales como informales que laboraron durante el periodo de 2010 a 2015.

Según el Inegi, el Motral resulta un insumo de gran relevancia para el sistema de pensiones por la estrecha vinculación que tiene el Sistema de Ahorro para el Retiro con el mercado laboral, donde tiempo de cotización, estabilidad laboral, carrera salarial, acceso a la seguridad social y la misma cobertura del sistema de pensiones son factores fundamentales.

Sin embargo, a pesar de las cifras, las estadísticas y las proyecciones, hasta ahora, nadie se ha preocupado por garantizar a los mexicanos más que Seguridad Social, un ingreso digno y casi vitalicio... pero eso sí: el domingo son las elecciones, y ellas van cambiar todo esta vez... y si no son estas, son las que siguen, y si no, las otras, pero ya estamos muuuy cerca, advierten tooodos los políticos... seguro que sí.

con.todo.respeto@live.com