Con todo respeto

¿Qué culpa tiene Michoacán?


Hace unas horas, de visita en Morelia, Michoacán, el presidente de México, anunció la segunda etapa de la Estrategia de Seguridad para Michoacán la cual está integrada por cinco ejes de acción. Esto ocurrió en el marco de la reunión denominada “Por Michoacán, juntos lo vamos a lograr”… con este nombrecito queda claro que “no están” buscando fines electoreros.

El primero de estos cinco ejes está dirigido a la economía estatal, con la creación de pequeñas y medianas empresas, además de 12 millones de pesos para que los empresarios estatales se recuperen de la inestabilidad estatal, además de apoyar la actividad agropecuaria, incrementando el recurso de dos mil 500 a 3 mil 500 millones de pesos.

La educación y cultura es el segundo eje que del cual se informó se construirán nuevos planteles y se ampliarán las escuelas de tiempo completo; 350 mil becas en todos los niveles educativos con una inversión de 600 millones de pesos, además del mejoramiento del Centro Histórico de la capital michoacana, así como de los ocho pueblos mágicos del estado.

Asimismo, en el denominado tercer eje se describe la Infraestructura Moderna y Vivienda Digna, para la cual se anunció la construcción de la primera etapa de la carretera que conectará a Jiquilpan y Sahuayo, con la autopista México-Guadalajara, además se construirá la autopista Zitácuaro-Valle de Bravo, que forma parte del circuito Toluca-Zitácuaro y se realizará la segunda Terminal Especializada de Contenedores en el Puerto de Lázaro Cárdenas.

El cuarto eje es Salud y Seguridad Social, en la cual el mandatario anunció créditos por 3 mil 500 millones de peso, en beneficio de más de 24 mil familias michoacanas, la ampliación de beneficiaros en la cobertura del Programa de Pensión para Adultos Mayores de 65 años, la incorporación de 30 municipios más a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, entre otras cosas.

Finalmente el quinto eje estará enfocado en el Desarrollo Social y Sustentabilidad donde anunció el apoyo integral a las comunidades indígenas de Michoacán, así como la articulación de acciones salud, educación y vivienda para la zona purépecha, la creación de un Centro de Atención a la mujer comunitaria de Apatzingán.

Al respecto de tooodo esto, vale la pena hacer un par de comparativos relacionados con el apoyo económico anunciado. Y es que hablar de 45 mil millones de pesos es hablar de muchísimo dinero, pues esa cantidad es, simplemente, casi 4 veces lo que el Fondo para la Atención de Desastres (FONDEN) dio para atemperar los daños provocados por los fenómenos meteorológicos “Ingrid y Manuel” en Guerrero y Sinaloa. O bien, dicha cantidad, 45 mil mdp representa 10 veces el presupuesto del IFE para sus actividades en 2014, por ejemplo.

Sin embargo, más allá de las comparaciones, dicha inversión es simplemente enooorme, por decir lo menos. Y es que, por más que esté basada en cinco ejes rectores o lo que sea, de cualquier forma, dicho monto difícilmente será suficiente para Michoacán o cualquier estado mexicano en desgracia, como tantos ejemplos que hay así en el país. Y lo que es peor: quién sabe si veremos materializar tales objetivos, y en el mejor de los casos, quién sabe si en realidad, dichos recursos no vayan a ir a otros destinos, como los más insospechados o conocidos que usted o cualquiera pueda imaginar.

Para decir lo menos, nada más curioso que pensar en los tiempos electorales que vienen para Michoacán, cuando el año entrante habrá elecciones para renovar la gubernatura y por partida doble, así como elección de alcaldes y legisladores locales. Ello, sin considerar el estrecho margen con que se ha ganado ahí, últimamente, y los enroques partidarios que hay se han dado.

Mientras eso ocurre, vale la pena mencionar que hace unos momentos se ha informado de algo que viene a ensombrecer la nota del presidente sobre la tranquilidad que quieren brindarle al país sobre el momento que atraviesa Michoacán, pues hace unas horas, en hechos distintos, hombres armados atacaron a balazos a los directores de las Policías de Acámbaro y Salvatierra, en zonas limítrofes de la entidad michoacana, reportándose a uno de ellos en estado grave.

“Fue a las 7:00 horas, cuando Iván Orozco circulaba en su vehículo oficial por la carretera Jerécuaro-Acámbaro donde fue emboscado por varios pistoleros. Y en Salvatierra los hechos ocurrieron a las 9:30 horas, cuando Juan González González salía de su domicilio con dos de sus escoltas, donde lo esperaban sujetos armados; los agresores huyeron, en tanto que las corporaciones de seguridad implementaron un operativo carretero y en la zona urbana de ambos municipios, así como en zona limítrofe con Michoacán”, señalan los despachos noticiosos nacionales.

Esto ocurre cuando hay más de mil elementos de seguridad de los tres niveles de gobierno realizando acciones de vigilancia en 17 puntos colindantes con Michoacán. Más de 5 mil efectivos de la policía federal y militares, emplazados en todo el estado. Tras el regreso a sus funciones de toda la policía estatal recién capacitada. Y luego de que el presidente y su comitiva estuvieran en el estado. Tal parece que ni “juntos” ni con todo el dinero, “lo vamos a lograr” por ahora.  

con.todo.respeto@live.com