Con todo respeto

¿Sólo son diez?

Llegó la navidad y sus posadas, y en medio de este ambiente tan festivo, tan folklórico, tan lleno de paz y amor, la revista Forbes dio a conocer un listado muy especial: no se trata de los ricos más ricos del mundo, o de los ricos más ricos de México, no; o de los mexicanos más ricos en los sectores productivos internacionales más competidos, no. Excepcionalmente, la revista Forbes “se dio” a la tarea de hacer el listado de los personajes más destacados en México, pero los más destacados en materia de corrupción.

En principio, el texto firmado por la periodista mexicana Dolia Estévez, nacida en Sonora y que se desempeña como asesora principal para la Iniciativa Periodismo México-Estados Unidos en el Centro Woodrow Wilson, corresponsal acreditado ante el Departamento de Estado, el Capitolio y el Centro de la Prensa Extranjera, y un miembro del Consejo de México de Relaciones Exteriores; advierte que México es considerado el país más corrupto de América Latina, con base en un estudio realizado por la organización Transparencia Internacional.

Luego de tan sensibilizador preámbulo, el texto señala que “los alarmantes niveles de corrupción en el gobierno, así como en el Poder Judicial y su aplicación de la ley, han colocado a México como el país más corrupto de América Latina durante 2013, un lugar que comparte con Argentina”.

El índice de Percepción de la Corrupción 2013, publicado a inicios de este mes, posiciona al país en el sitio 106 de entre 177 naciones con una calificación de 34, en una escala de 100 (menos corrupto) a 0 (altamente corrompido). Asimismo, en el caso de México, los partidos políticos, así como sus representantes y la policía son percibidos como los más corruptos.

Luego de lo anterior, y con información de Estévez, Forbes presenta el siguiente listado, con base en la opinión de periodistas y académicos, a saber:

“Elba Esther Gordillo: La ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) fue acusada en febrero de este año de malversar 200 millones de dólares. Actualmente, la maestra se encuentra encarcelada y con un proceso que continua abierto.

Le sigue Carlos Romero Deschamps. El líder del Sindicato Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) se ha encontrado envuelto en sospechas por tráfico de influencias y enriquecimiento personal.

Luego está Raúl Salinas de Gortari. El hermano del ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari que pasó 10 años en la cárcel por una acusación de homicidio de alto perfil, pero fue absuelto en 2005. Y en julio pasado, un juez mexicano lo exoneró de los cargos por enriquecimiento ilícito, y ordenó que le fueran devueltos 19 mdd depositados en 12 cuentas bancarias, y en noviembre pasado le fueron devueltas todas las propiedades que le habían sido embargadas por la autoridad, las cuales suman más de 40 inmuebles.

Genaro García Luna. Como titular de la Secretaria de Seguridad Pública Federal (SSPF) bajo la administración de Felipe Calderón fue una de las dependencias con el mayor presupuesto del sexenio. El ex funcionario público fue blanco de críticas por el uso de recursos públicos para la autopromoción y el abuso de poder expuestos por la prensa mexicana. Desde que concluyó la administración pasada no ha sido visto.

Andrés Granier Melo. El ex gobernador de Tabasco fue detenido este 2013 por cargos de corrupción, malversación de fondos, evasión de impuestos y lavado de dinero.

Tomás Yarrington. El ex gobernador de Tamaulipas fue acusado a principios de diciembre del año pasado por cargos de crimen organizado y lavado de dinero en Texas. Según las acusaciones en su contar habría recibido sobornos de los principales grupo del narcotráfico en Tamaulipas, entre ellos el Cártel del Golfo.

Humberto Moreira. Como gobernador de Coahuila, la deuda del Estado aumentó en más de un centenar de veces, pasando de 200 a 35,000 mdd, la peor crisis en la historia de aquél estado. Hasta el momento no pesa ninguna acusación sobre él.

Fidel Herrera. Como gobernador de Veracruz las denuncias en su contra por supuestas conexiones con el grupo delictivo de los Zetas prosperaron. En este momento, no pesa en su contra ninguna investigación formal en su contra, y hay informes no confirmados de que pudiera ser enviado como embajador a Grecia.

Arturo Montiel. El ex gobernador del Estado de México y miembro del Grupo Atlacomulco del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se encuentra acusado de por su ex esposa, Maudi Versini, de secuestrar a sus tres hijos. Asimismo, fue blanco de acusaciones por la posesión de mansiones millonarias y transacciones bancarias en México y Francia. No se encuentra bajo investigación por parte de las autoridades.

Alejandra Sota. La ex vocera del ex presidente Felipe Calderón, se encuentra investigada por las autoridades mexicanas por la presunta malversación de fondo y tráfico de influencias. Es acusada de favorecer a amigos y antiguos compañero de clase con los contratos gubernamentales cuando se desempeñó como funcionaria. Ella está asistiendo a la escuela de posgrado en la Escuela Kennedy de Harvard a pesar de que no tiene título universitario”.

Y sí, brincos diéramos de que sólo hubiera diez mexicanos corruptos en el país, pero no. Lamentablemente, para conocer la cantidad exacta habría que elevar dicha cifra a la “n” potencia.