Con todo respeto

'Maaadres'

Esta semana celebramos el día de la madre. Al respecto, diversas noticias e informaciones sobre el tema se hicieron presentes. Una de ellas fue el pronunciamiento que hizo el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, en torno a una serie de iniciativas y novedades que planteará en torno a la figura materna, especialmente, la trabajadora en la administración capitalina.

Entre los beneficios, destaca una prestación extra de 500 pesos mensuales, así como el "permiso retribuido", para que las quienes soliciten licencia de maternidad puedan ausentarse para efectos de lactancia con goce de sueldo de entre 80 y 100 por ciento. Al respecto, Mancera dijo que los permisos retribuidos permitirán fomentar la lactancia, además de que recordó que hay una reducción de la jornada de trabajo todos los viernes para proveer espacios de convivencia con la familia.

Asimismo, el GDF dio a conocer la Segunda Etapa de la Nueva Cultura Laboral de la Ciudad de México, por lo que MAM explicó que "el gasto en México por la no cultura de la lactancia, es decir, por limitar a mes y medio de licencias de maternidad y restringir el salario o la retribución en 30 y 40 por ciento, como antes lo teníamos aquí, saben ¿cuánto nos cuesta? En materia de salud de 740 a dos mil 400 millones de dólares", precisó, y agregó que esta prestación permitirá que las mujeres trabajadoras de base y confianza del gobierno de la capital soliciten un permiso de hasta cuatro meses y medio para efectos de lactancia con goce de sueldo de hasta 100 por ciento... más merecen, pero algo es algo.

"Si a esto le sumamos el mes y medio que tendrían por ley, cuánto van a tener para lactancia, seis meses para este efecto de maternidad", destacó.

Así también, informaron que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), reportó que en el cuarto trimestre de 2015, la tasa de participación económica más alta de mujeres se da entre las madres solteras con un 70.9 por ciento, a quienes le siguen las divorciadas, con 67.6 por ciento, y las separadas, con 66.5 por ciento. Asimismo, destaca que las mujeres que se encuentran en unión libre y casadas muestran una tasa de 41 por ciento y 39.7 por ciento respectivamente.

Paralelamente a estos datos, en estos días, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer las estadísticas sobre la situación sociodemográfica de las madres en México y reveló que la tasa de participación económica de las mujeres de 15 años y más con al menos un hijo nacido vivo es de 44.2 por ciento, de las cuales el 96.7 por ciento combina sus actividades extradomésticas con los quehaceres domésticos. Asimismo, el reporte destaca que 33.4 por ciento de la población femenina ocupada y con hijos trabaja en el sector informal, 36.3 por ciento en empresas y 16.3 por ciento en instituciones, y señala que de estas son comerciantes el 51.4 por ciento y 28.2 por ciento son trabajadoras industriales artesanos y ayudantes.

Las mujeres que no tienen hijos cuentan con un perfil ocupacional muy distinto: la mayoría trabaja en empresas, el 51.6 por ciento, seguido por las que laboran en el sector informal, 20.1 por ciento, y casi dos de cada 10 labora en instituciones.

Inegi señala que dos de cada siete mujeres ocupadas y con hijos, 27.5 por ciento, trabajan por cuenta propia; 2.8 por ciento trabaja como empleadora; 27.5 por ciento no reciben remuneración por su trabajo y la mayoría, 62.6 por ciento, son trabajadoras subordinadas y remuneradas. De estas, 17.7 por ciento trabaja más de 48 horas a la semana; 47.3 por ciento gana menos de dos salarios mínimos y un porcentaje. De estas no tienen acceso a servicios de salud por su trabajo el 12.3 por ciento, además de laborar sin contar con un contrato escrito 44.3 por ciento.

Según datos de la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) 2013, 39.6 por ciento de las mujeres en edad fértil -15 a 50 años- que tiene alguna ocupación o empleo, cuentan con acceso a instituciones de salud otorgados por su trabajo. Esto provoca que 13.3 por ciento no obtengan la licencia médica cuando la necesiten por parto o por complicaciones del embarazo y aborto.

Asimismo, entre otros datos que han circulado esta semana, una encuesta de la bolsa de trabajo en línea OCCMundial, dice que de las 500 madres profesionistas usuarias, 22 por ciento siguió sus estudios a partir de la maternidad, mientras que 19 por ciento continuaron sus estudios en cuanto llevaron a sus hijos a la guardería o escuela; seis por ciento en cuanto sus hijos llegaron a la adolescencia y sólo dos por ciento en el momento en que llegaron a la universidad o a trabajar.

De las mujeres que decidieron seguir con sus estudios, 43 por ciento lo hizo por su deseo y éxito personal, 42 por tener más oportunidades laborales, 12 por ciento por querer concluir estudios truncos y sólo uno por ciento por solicitud en su área de trabajo. Y en cuanto a las madres que no continuaron su preparación académica, 40 por ciento lo hizo por falta de dinero, 26 por falta de tiempo, 13 porque ya habían concluido sus estudios de licenciatura, ocho por falta de apoyo de pareja o familia, tres por falta de interés y dos por ciento por carecer de organización.

con.todo.respeto@live.com