Con todo respeto

It`s alive

Hace unas horas, la organización internacional Human Rights Watch (HRW) presentó su informe mundial 2014, en el cual hace una serie de señalamientos de gran impacto sobre el Gobierno Federal, la violencia en Michoacán y los grupos de autodefensa en el país, ante lo que asegura que la ‘‘débil aplicación de la ley’’ en México contribuyó al surgimiento de dichos grupos de autodefensa en algunas regiones. Asimismo, el documento señala las fallas del Estado mexicano y los pocos avances que ha dado para resolver asesinatos, desapariciones forzadas y torturas realizadas por militares y policías, en el contexto de acciones contra la delincuencia organizada.

Al respecto, José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, señaló que el gobierno mexicano ha mantenido una posición ‘‘ambigua e improvisada’’ respecto de este fenómeno que ha surgido en Michoacán y otras entidades, el cual, dijo, hasta podría convertirse en un ‘‘‘Frankenstein” de características  “incontrolables’’. Además, agregó que frente a las autodefensas ‘‘da la impresión de que el gobierno ha ido aprendiendo en el camino, improvisando sus posiciones frente a un hecho que es de la mayor gravedad’’.

Y los señalamientos no quedaron ahí, pues además, se aseguro que ‘‘no hay una política clara en materia de seguridad pública por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto’’. Al contrario, dijo Vivanco, han prevalecido ‘‘grandes ambigüedades en este tema y eso ha permitido una gran incertidumbre respecto de cuál es la posición del gobierno federal frente a un fenómeno de la mayor gravedad como es el surgimiento de autodefensas, un cáncer que ha padecido Colombia durante varias décadas’’, y que, para el gobierno federal mexicano, ha sido un tema ‘‘de segundo orden’’ y por eso la respuesta ‘‘ha estado muy por debajo de las expectativas. Hasta ahora, como los derechos humanos, no ha sido prioritario. Lo están enfrentando como una crisis, pero no como una política bien diseñada para ganarse la confianza de la población local e intervenir de una manera profesional sin que se generen violaciones a los derechos humanos’’.

Y es que sobre este tema, el de las autodefensas, mucho se ha criticado en México que el gobierno no solo las ha solapado, sino también, que las ha tolerado pues en vez de evitarlas, simplemente, las ha cobijado. Bastaría recordar el trato que le dio a uno de sus líderes luego de aeroaccidentarse al llevarlo a un hospital del DF para su atención, sin mencionar la protección policiaca brindada. De hecho, hasta circulan algunas versiones de que las autodefensas podrían ser un instrumento de lucha indirecta del gobierno, ante los grupos de delincuencia organizada, amén de combatir a los malosos pero sin dar la cara frontalmente, con el gran beneficio de que las perdidas o los daños, sencillamente, no serian tomados a cuenta de la autoridad oficial. En su caso, la “idea” de enmascarar su actuación frontal, se dice que podría haber sido sugerida por especialistas en el tema que “habrían convencido” a las autoridades mexicanas de actuar de tal manera, y bajo la asesoría de terceros, ajenos a la policía y milicia mexicanas, pero con las suficiente experiencia en la administración de grupos, dirían otros; grupos presuntamente paramilitares.

Curiosamente, durante las horas en que fue presentado este informe mundial, tanto en los Estados Unidos como en Alemania, en paralelo Enrique Peña Nieto iniciaba su viaje hacia Davos, Suiza donde asistirá al Foro Económico Mundial que se realiza ahí, anualmente. Esta relación de hechos sugiere que, ocasional o intencionalmente, a Peña Nieto le prepararon un terreno temático nada amable para su arribo a Suiza, donde se reúnen los más influyentes personajes del mundo del dinero, ante quienes, primero que nada, y antes de presumirles la aprobación de sus reformas, tendría que ofrecerles respuestas sobre las menciones de la influyente HRW.

Ante ello, se materializo un ajuste durante el viaje del mandatario mexicano, por lo cual resolvieron hacer una escala técnica para atajar el tema, sin llegar a Europa. Fue así como el presidente de México aterrizo en Gander, Canadá, para emitir un posicionamiento mediante el cual, primeramente, rechazó que durante su primer año de gobierno se hayan dejado crecer las denominadas autodefensas en Michoacán, para posteriormente, decir que “De ninguna manera, al contrario, creo que el espacio que nos ha permitido este año de actuación, como las cifras y la estadística claramente lo acreditan, es claro que hay una disminución real, realmente de los niveles de violencia”.

De hecho, subrayo que 2011 fue el año más crítico en términos de la violencia que se generó en el país “y que a partir de ahí y especialmente en el 2012 se ha registrado una disminución sensible en los niveles de violencia” (…) ‘’La respuesta ha sido puntual y firme de parte del gobierno de la república de hacerse cargo de la seguridad’’. (…) ‘’Estamos en ruta de lograr una disminución real y sensible a las condiciones que lamentablemente se viven en el país y particularmente en algunas regiones’’ (…) “Es un problema que se ha diagnosticado y generado’’ desde hace tiempo y que debe atenderse desde el fondo.

Luego de ello, se retomo el viaje hacia Suiza… Sin embargo, el daño ya estaba hecho.

con.todo.respeto@live.com