Con todo respeto

Inseguridad al alza y Ejército y Marina a la baja

Como si fuera cualquier cosa, se ha reportado que el costo de la inseguridad nacional alcanzó 226 mil millones de pesos durante 2014, dato más de 6% arriba de lo registrado el año anterior, es decir: 2013. Cabe destacar que dichos datos han sido dados a conocer por el INEGI de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Inseguridad Pública 2015.

El reporte detalla que durante el año pasado se realizaron más de 30 millones de delitos que afectaron directamente contra una población de casi 28 millones de personas, 5 millones de personas más que en año anterior, es decir: 16% de incremento durante 2014, y lo que representa una tasa de 1.5 delitos por victima, tasa idéntica a la del año anterior.

A decir de sus voceros, se aplicaron más de 95 mil cuestionarios directamente en domicilios, entre el marzo y abril del presente año, a nivel nacional, y a mayores de 18 años, y el costo del ejercicio fue de 30 millones de pesos.

"Respecto de los tipos de delito, sigue siendo el robo o asalto en la calle y en el transporte público el principal delito, aunque este tuvo una reducción en 2104 de 12 mil 244 por cada 100 mil, a 11 mil 903 por cada 100 mil habitantes, es una reducción importante", aseguraron los hacedores de la Encuesta.

Ante ello, el reporte oficial se destaca que el costo de la inseguridad en el país durante 2014, que incluye las afectaciones y pérdidas por actos delictivos, así como la inversión que se realiza en cuestiones de seguridad, fue de 226.7 mil millones de pesos.

"Esto es 1.27 del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual equivale a cinco mil 861 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito. Estos 226.7 mil millones de pesos se distribuyen 68% en pérdidas económicas a consecuencia del delito, 28% como gasto en medidas preventivas, lo que las personas gastan para protegerse del delito en su hogar o en la persona y 3.6 por ciento que es un gasto en consecuencia en la salud", se dijo.

El informe establece que, en materia de delitos, el robo en la calle o en el transporte público sigue siendo el que más afecta a la población, con 28.6% de los casos. Asimismo, se informó que el segundo delitos más recurrente es la extorsión con 23.6% de los ocurridos el año pasado, pero se destacó que el pago de lo exigido a las víctimas bajó de 6.4 a 5.4% en el total de casos. El robo total o parcial de un vehículo ocupó el 11.7% de los casos, seguido del fraude con 10.2% y las amenazas con el 9.9%

Se explicó que en cuanto a las medidas preventivas que adopta la gente ante el delito son, principalmente, el cambio de cerraduras o candados y la colocación de rejas en puertas y ventas; así como acciones colectivas entre vecinos e incluso la compra de un perro guardián.

Aunque el costo del delito se ha mantenido a la par en los últimos años, con apenas una pequeña variación a la alza con relación a años anteriores, curiosamente, esa alza está aparejada con el incremento del PIB y de la inflación nacional

Acerca de la cifra negra, dijo que ésta representa el 92.8 por ciento del total de delitos pues la gente que denuncia representa apenas el 7.2. Detalló que el principal motivo porque la gente no denuncia un delito es la pérdida de tiempo en la agencia del Ministerio Público atribuible a la autoridad, por trámites largos y por temor a la extorsión por parte de la autoridad, y en segundo lugar, por temor a represalias del agresor.

Así también, se dijo que en el caso de la extorsión, el 97 por ciento de los más de 7.9 millones de extorsiones registradas en el país fueron vía telefónica y solo en el 5.4 por ciento de los casos la víctima entregó el recursos solicitado por el delincuente.

"Es importante referir que las personas que son víctima de llamadas de extorsión cada vez están pagando menos lo solicitado. En 2010 pagó el 9.3 por ciento; 2011, fueron 9.6; en 2012, el 7.5; durante 2013, pagó 6.4 y en 2014, fue el 5.4 por ciento", aseguraron.

Algo también relevante en el tema, es que en materia de percepción del delito la inseguridad sigue siendo la principal preocupación de la gente en su entorno. Y es que seis de cada 10 personas dijeron que su principal preocupación en la inseguridad en su comunidad; seguido del desempleo, la pobreza, salud y corrupción.

Entre tanto, en nueve estados aumentó la percepción de la inseguridad, mientras que en ocho se redujo. Entre los que subieron se encuentran: Estado de México, donde nueve de 10 diez personas lo perciben inseguro; Tabasco y Tamaulipas, donde ocho de cada 10 personas se sienten inseguras. En contraste, el estado mejor ubicado es Yucatán, con un porcentaje del 36% de inseguridad; es decir, tres de cada 10 habitantes se sienten inseguros.

En materia de instituciones, el Ejército y la Marina siguen a la cabeza con los mejores índices de aceptación con porcentajes superiores al 70 por ciento. Al respecto, se dijo que hechos como los de Iguala o Tlatlaya han impactado en la percepción de estas instituciones pues este año por primera vez en cinco años consecutivos tuvieron una baja.

"Es la primera vez que en la historia de las cinco encuestas que hemos realizado, que el Ejército y la Marina tengan un incremento en la percepción de corrupción y caída en la confianza de los ciudadanos" (...) "Es indudable que las personas pueden confirmar su percepción a partir de lo que ven en los medios de comunicación o por eventos tan grandes y desafortunados como el caso Iguala", concluyeron los presentadores del informe.

con.todo.respeto@live.com