Con todo respeto

'Cruzificado'

Tremendo descalabró sufrió Donald Trump la víspera de la elección presidencial norteamericana por parte de un insospechado senador texano, Ted Cruz. Esto ocurre luego de diversas controversias suscitadas por Trump en su camino ascendente en las encuestas quienes, inexplicablemente, lo han situado como uno de los favoritos de la comunidad estadunidense por la presidencia de aquel país.

Por su parte, el hombre de origen latino Ted Cruz, quien tras desbancar a Trump en la votación estatal de Iowa consolidó así su posición como favorito de una derecha ideológica-republicana al derrotar al multimillonario, y dicho sea de paso, a su contendiente, también, proveniente de Florida.

De acuerdo con los resultados, Cruz obtuvo 27.7% de los votos, apenas 3.4% sobre Trump (24.3%) y 4.6% sobre Rubio, el Senador por Florida (23.1 por ciento).

Al respecto, Ted dijo: "La de hoy es una victoria para los valientes conservadores a través de Iowa y esta gran nación". Y agregó: "Es una victoria de la base". Su triunfo es visto como un fracaso para Trump, que no transformó en votos su apoyo en las encuestas, a pesar de ellas mismas. Sin embargo, Trump mantuvo su optimismo. "Estamos contentos con la forma en que funcionó todo", apuntó al conocer y reconocer su derrota. "Me siento honrado", expresó.

Durante la elección en el estado, la atención estuvo sobre todo en el campo republicano, donde se esperaba la consolidación de las candidaturas de Trump, en el bando populista, y del senador Cruz como representativo del ala más conservadora del partido.

Según analistas como Charlie Cook, la segunda parte del recorte republicano ocurrirá la próxima semana en New Hampshire, y afectará a los aspirantes de las corrientes tradicionales. De ocurrir así, febrero terminaría con tres aspirantes republicanos en vez de 13 como se había previsto.

En el bando demócrata, la expectativa era en torno a la campaña de Sanders, quien confirmó ser un fuerte competidor para Hillary Clinton. Los resultados en el lado demócrata reflejaron las encuestas previas, que consignaban una pequeña ventaja para la exprimera dama, pero dentro del margen de error estadístico de tres puntos.

Entre tanto, quien también aspira a la presidencia del norteño país, Clinton ganó la primera votación selectiva de la nominación presidencial demócrata. Empero, el margen fue tan estrecho, 49.9 a 49.6%, que su rival, el senador Bernard Sanders, proclamó "un empate virtual" y auguró que se llevaría la mitad de los 52 delegados a la Convención Nacional Demócrata.

Clinton se dijo "excitada" por la idea de un debate sustantivo con Sanders. "Tenemos una clara idea de lo que sostienen esta campaña y el Partido Demócrata (...) Tenemos que estar unidos contra la visión y candidatos republicanos que nos apartan y nos dividen", dijo.

Medios estadunidenses también reaccionaron ante la debacle de Trump. Fue el caso de la portada de The Daily News en que se lee "Payaso muerto que camina" (dead clown walking), quien mostró a un Trump cuyo rostro estaba alterado con maquillaje para hacerlo parecer un payaso triste, además de que subrayó que el magnate de bienes raíces estuvo por quedar en tercer sitio de la contienda.

El diario estadunidense destacó en la portada que Trump sonaba como "un hombre apaleado en una confesión taciturna", luego de que el senador Ted Cruz obtuviera 28.3 por ciento de los votos de Iowa, frente al 25 por ciento de Trump.

La portada representa el más reciente episodio de la campaña que el tabloide liberal de Estados Unidos, The Daily News, ha librado contra Trump desde el primer día que este iniciara su carrera por la nominación republicana.

En aquella portada, de mediados de junio, The Daily News mostró a Trump, con un rostro igualmente alterado para semejar el de un payaso, bajo un encabezado en que se leía: "Payaso compite para presidente".

En su nota principal de entonces, el tabloide expresó: "Al final, las ampulosas predicciones del payaso Donald Trump sobre una victoria en Iowa fueron todas una enorme y triste mentira".

Por su parte, el diario conservador de la ciudad, The New York Post, afirmó con un tono menos combativo que Trump había sido "Cruz-ificado", y que los resultados eran una "lección de humildad" para un precandidato que basó su campaña en sus éxitos y su capacidad para ganar.

Nunca está de más considerar el perfil de Trump, a saber: nacido en 1943 al norte de Nueva York, es un ejecutivo, político, empresario y millonario de Estados Unidos. Actualmente, es precandidato a presidente por el Partido Republicano, y a su vez es el presidente de la Trump Organization y fundador de Trump Entertainment Resorts. Fue el presentador del reality show The Apprentice hasta 2015. Es hijo de un empresario de bienes raíces de neoyorkino, en cuya compañía, la Elizabeth Trump & Son, trabajó mientras estudiaba en la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania. En 1968, se unió oficialmente a esa sociedad, que controla desde 1971, cuando la renombró Trump Organization.

En los años 90 la empresa entró en bancarrota comercial, pero en la década siguiente se recuperó. Actualmente, tiene una fortuna de varios miles de millones de dólares, y no es esta la primera vez que se postula para la presidencia de su país.

con.todo.respeto@live.com