Ante el espejo

La política comercial internacional mexicana

Un examen de políticas comerciales es de vital importancia para todo miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC), ya que quienes realizan actividades comerciales deben de estar informados de las condiciones económicas que imperan en un país. Habitualmente todos los Miembros de la OMC, son sujetos de examen, pero la asiduidad de las evaluaciones estriba de las dimensiones de la economía de los países. Por ejemplo, Estados Unidos, Japón y China son evaluados constantemente.

La más reciente evaluación de nuestro país es del 27 de febrero de 2013. En ella se destaca la eliminación de los aranceles correspondientes a 3,852 líneas arancelarias, la adopción de medidas para simplificar los procedimientos aduaneros y la reducción de los costos de importación.

Aunque la misma indica que México tiene tasas de crecimiento sólidas, del 5,6% en 2010, el 3,9% en 2011 y el 4,2% en los tres primeros trimestres de 2012, no todo es color de rosa, ya que el ingreso per cápita disminuyó y la tasa de desempleo cercana al 5% no se logra erradicar.

Según el informe, la inflación se mantuvo dentro o ligeramente por encima de lo trazado por el Banco de México (es decir, 3% más o menos un punto porcentual). La irregularidad fue 2008, año en el que se excedió ampliamente la meta de inflación y se alcanzó un incremento del 6,5%.

El documento expone que la economía mexicana sigue dependiendo ampliamente de los ingresos petroleros. México continúa mostrando la proporción más baja de ingresos no petroleros en la OCDE (10% del PIB), y por lo tanto necesita de una movilización de recursos impositivos para compensar su futura caída, que podría ser de hasta 4 puntos porcentuales para 2030.

Los principales productos manufacturados de exportación son la maquinaria y material de transporte (en promedio 53,2% del total de las exportaciones) en particular las máquinas para oficina y equipos de telecomunicación (19,1%) y productos para la industria automotriz (17,2%).

El 78,1% de las importaciones corresponden a manufacturas, productos de las industrias extractivas (11,0%) y de los productos agropecuarios (8,2%). Los principales productos de importación son la maquinaria y material de transporte (45,3% en promedio del total de las importaciones) y los productos químicos (11,2%).

Estados Unidos es nuestro principal exportador (87,5%), el resto corresponden a Canadá (en promedio el 3% de las exportaciones totales), Alemania (1,4%), España (1,3%), Colombia (1,2%), el Brasil (1,1%) y China (1,1%).

El 49,0% de las importaciones proviene de los Estados Unidos, las originarias de Asia representan en promedio un 29,8%, China (en promedio 13,1% de las importaciones totales), Japón (5,1%) y la República de Corea (4,3%).

Una de las recomendaciones es la necesidad de promover mayor competencia en el mercado de productos, continuar con el proceso de liberalización del mercado, tanto por vías multilaterales como mediante acuerdos preferenciales de libre comercio, implementar mejoras en la infraestructura, aumentar la productividad de la mano de obra, la competitividad general de la economía con crecimiento sostenido, una mejor distribución de los ingresos y la reducción de la pobreza.