Ante el espejo

ONU: 71 Aniversario

Nuestro actual Sistema de Relaciones Internacionales (sujetos-personas, Estados-nación, Organismos Internacionales, Empresas Transnacionales, ONGS, Comité Internacional de la Cruz Roja, etc.) está de fiesta pues una de sus "costumbres internacionales" celebra setenta años de existencia formal y material; la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Como civilización hemos transitado de un precario y arcaico modelo mínimo de Derecho Internacional a un sistema racional, completo y cada vez más eficaz que procura el desarrollo, la paz y la alegría para todos.

La Carta de la ONU se firmó un 26 de junio de 1945 en San Francisco, entró en vigor el 24 de octubre del mismo año; después de que la mayoría de los 51 Estados miembros signatarios del documento fundacional de la Organización la ratificaran. En la actualidad está conformada por: la Asamblea General (con 193 Estados miembros), el Consejo de Seguridad (15 miembros, 5 permanentes –China, Francia, Federación Rusa, Reino Unido y Estados Unidos de América- y 10 no permanentes y rotativos), el Consejo Económico y Social (54 miembros para periodos superpuestos cada 3 años), la Corte Internacional de Justicia y, la Secretaría.

El sistema de las Naciones Unidas también está formado por Programas y Fondos que se financian a través de contribuciones voluntarias y Agencias Especializadas (independientes) fondeadas por aportaciones tanto voluntarias como obligatorias. Entre éstas destacan: el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo; el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia; la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados; el Programa Mundial de Alimentos; el Banco Mundial; el Fondo Monetario Internacional; la Organización Mundial de la Salud; la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura; la Organización Internacional del Trabajo; la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura; la Organización Mundial del Comercio; entre muchas otras trascendentales.

Nuestro "tiempo-eje" refleja una tensión permanente entre: Comercio, Arbitraje, Inversiones y la Contratación –internacionales- que van del plano Local al Mundial y viceversa; la Globalización nos exige un dialogo constante entre Regionalismo versus Universalismo para su adecuada armonización. La evolución del "Domine reserve" (asuntos reservados –Soberanía- de los Estados), Ius cogens, Obligaciones erga omnes, Derecho de Guerra (Ius in bellum y Ius at bellum), Derecho Internacional Humanitario, Jurisdicción Universal Internacional (Genocidio, Lesa humanidad, Crímenes de guerra y Agresión) pasa por la Opinio iuris, Lege lata del Unilateralismo, bilateralismo hacia el multilateralismo de los Tratados y los Acuerdos Ejecutivos e Interinstitucionales, en fin pasamos del "Hard law" hacia un "Soft law" cada vez más respetado y exigido.

Todos merecemos vivir en un Mundo mejor, con grandes oportunidades para alcanzar la seguridad, prosperidad y dignidad para todos; sostenibilidad no sólo para las mayorías mucho menos para unos cuantos. La ONU es y deberá de seguir siendo un "Centro de Intereses Vitales" (Laura Marina) para la humanidad. Las Relaciones y el Derecho Internacional han de procurar el gozne –Laureano Marino- entre el Amor, la Salud y la Felicidad.